La UE insta a Francia e Italia a cambiar presupuestos- fuentes

viernes 10 de octubre de 2014 17:54 CEST
 

Por Paul Taylor

BRUSELAS, 10 oct (Reuters) - Altos cargos de la Unión Europea están envueltos en un intento de última hora para intentar convencer a Francia e Italia de que modifiquen sus borradores de presupuesto para 2015 antes de que sean rechazados por la Comisión Europea, dijeron el viernes fuentes de la UE.

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, hizo esta petición al presidente francés, François Hollande, y al primer ministro italiano, Matteo Renzi, en conversaciones privadas en un aparte de la cumbre del empleo de la UE celebrada el miércoles en Milán, dijo una de las fuentes.

También instó a la canciller alemana, Angela Merkel, a dar un paso para impulsar la inversión pública en la deprimida economía de la eurozona si los franceses y los italianos se comprometen a llevar a cabo reformas económicas estructurales más profundas, dijo la fuente.

Merkel dijo por primera vez el jueves que su gobierno, que ha estado centrado principalmente en equilibrar su propio presupuesto para 2015, estaba buscando vías de promover la inversión, principalmente en infraestructura digital y redes energéticas.

París y Roma han desafiado a Bruselas al anunciar presupuestos que incumplían los compromisos de reducir sus déficits públicos en términos estructurales y decir que la UE debería centrarse en alentar la inversión y el crecimiento en lugar de empujarles hacia la recesión.

Francia es la que más lejos está del objetivo, tiene previsto reducir su déficit presupuestario ligeramente, hasta un 4,3 por ciento en 2014, y tomar otros dos años hasta 2017 para alcanzar el límite del 3 por ciento establecido por la UE.

Italia tiene previsto un déficit del 2,9 por ciento del PIB el año próximo, pero tienen un nivel de deuda pública superior y no llevará a cabo los ajustes estructurales ordenados por las normas de la UE.

Otros países miembros, especialmente los que han llevado a cabo los repetidos programas de austeridad, insisten en que las normas presupuestarias no deberían ser distintas para la segunda y la tercera economía de la eurozona.

"Los franceses saben que si la UE rechaza el presupuesto es una gran bofetada en el rostro de Hollande, lo que sería políticamente difícil", dijo una fuente familiar con las negociaciones. "Es lo mismo para Italia".

Hasta ahora, Francia e Italia rechazan moverse, pero durante el fin de semana continuarán las conversaciones durante la reunión del Fondo Monetario Internacional en Washington, y en una cumbre de ministros de finanzas de la eurozona en Luxemburgo el lunes. (Traducido por Inmaculada Sanz)