Primer ministro de Italia gana voto de confianza sobre reforma laboral

jueves 9 de octubre de 2014 08:34 CEST
 

Por Francesca Piscioneri y Philip Pullella

ROMA, 9 oct (Reuters) - El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ganó el jueves el voto de confianza en el Parlamento más importante de sus ocho meses en el Gobierno, con una propuesta de reforma laboral que espera mejore sus credenciales en la Unión Europea.

Renzi ganó el voto de confianza en el Senado por 165 a 111. El tendría que haber renunciado si perdía. La votación, que se esperaba para la tarde, fue postergada hasta la noche después de un día de estridentes obstrucciones por parte de los partidos opositores. El proyecto de ley ahora pasa a la Cámara de Diputados.

El primer ministro convocó a la votación para recortar el debate sobre su amplia propuesta para cambiar las leyes laborales que muchos economistas dicen han estancado la creación de empleo y asustaron a los inversores extranjeros en un país cuya economía ha estado estancada por dos décadas.

"Nosotros queremos eliminar el veneno que mata la inversión", dijo el Ministro del Trabajo, Giuliano Poletti, en un discurso al Senado antes de la votación.

Las propuestas del gobierno aún son muy amplias, sin embargo, y resta por verse cuán lejos irán las reformas propuestas por Renzi.

Por ejemplo, no está claro cómo el Gobierno planea cambiar una medida que ahora hace muy difícil que las compañías con más de 15 empleados despidan trabajadores con contratos abiertos. Además, basándose en comentarios oficiales hasta el momento, no se espera que ninguno de los cambios se aplique a sector público italiano.

Los senadores votaron una llamada "ley de delegación", que poder al Gobierno para resolver los detalles de la reforma durante los próximos meses.

Funcionarios del Gobierno esperan que ese éxito en el voto de confianza sea visto por los socios de Italia en la UE como un cheque en blanco para Renzi y su ley laboral.

Los cambios a las leyes laborales permitirán que Renzi muestre a los socios de Roma que Italia está avanzando en su agenda de reformas y que fortalezca su credibilidad en la UE, en un momento en el que el país está retrocediendo en sus compromisos de reducción de deuda en medio de una fuerte desaceleración económica y desempleo récord.

Renzi está preparando un presupuesto expansivo para el 2015 en un intento por estimular a la economía y espera que la Unión Europea pueda darle algo de espacio para reducir la enorme deuda pública más lentamente que lo que ordenan las normas fiscales del bloque. (Información adicional y escrito por Steve Scherer; Editado en Español por Ricardo Figueroa)