Un virus iOS espía a manifestantes de Hong Kong, dice empresa de seguridad

miércoles 1 de octubre de 2014 13:30 CEST
 

BOSTON, 1 oct (Reuters) - Los investigadores de seguridad cibernética han descubierto un virus que espía en los sistemas operativos iOS de los iPhone y iPad de Apple, y creen que tiene su punto de mira en los manifestantes prodemocráticos en Hong Kong.

El software malicioso, conocido como Xsser, es capaz de robar mensajes de texto, fotos, registros de llamadas, contraseñas y otros datos de los dispositivos móviles de Apple, dijeron los investigadores de Lacoon Mobile Security el martes.

Descubrieron el programa espía mientras investigaban un malware similar para el sistema operativo Android de Google la semana pasada que también se usó contra los manifestantes de Hong Kong. Los atacantes anónimos difundieron el virus vía WhatsApp, mandando enlaces maliciosos para descargar el programa, según Lacoon.

No está claro cómo se infectaron con Xsser los dispositivos iOS, que no está camuflado como una aplicación.

El consejero delegado de Lacoon, Michael Shaulov, dijo a Reuters que Xsser es el malware más sofisticado usado contra usuarios de iOS hasta la fecha.

"Esta es una de las variaciones más interesantes que hayamos visto", dijo. "Es la primera indicación real de que gente muy sofisticada está cambiando infectar ordenadores por dispositivos iOS", añadió.

El código utilizado para controlar ese servidor está escrito en chino. La alta calidad de la campaña y el hecho de que se dirija a los manifestantes sugiere que detrás del ataque está alguien sofisticado, dijo Shaulov.

"Es la primera vez en la historia que puedes ver un troyano iOS operativo atribuido a alguna entidad china", dijo.

Un troyano es un término utilizado por los investigadores cibernéticos para describir el malware que entra en un dispositivo disfrazado como algo inofensivo.

También dijo que el equipo de investigación de la compañía todavía no ha identificado a las víctimas específicas del Troyano iOS.

Lacoon dijo en su blog que es posible que los atacantes hayan desplegado el troyano en otros lugares, además de para espiar a los manifestantes prodemocráticos en Hong Kong. (Información de Jim Finkle, Traducido por Francisco Pazos en Madrid)