Los indecisos de Escocia tienen la clave para una votación histórica

martes 16 de septiembre de 2014 17:07 CEST
 

Por Alistair Smout y Angus MacSwan

EDIMBURGO, 16 sep (Reuters) - La campaña en torno a la independencia de Escocia ha reavivado fuertes pasiones en ambos bandos a falta de sólo dos días del histórico referéndum del jueves, pero el equilibrio de poder podría depender de los silenciosos indecisos.

Escocia decide el 18 de septiembre si corta los lazos que le unen con el resto de Reino Unido desde hace siglos. Las últimas encuestas se han estrechado dramáticamente y muestran que la votación está lejos de estar decidida.

El destino de Reino Unido podría recaer en un grupo de unos 500.000 indecisos, en un electorado de más de cuatro millones, que sopesa la incertidumbre económica de un Estado soberano.

Mientras había llamamientos y respuestas de ambas campañas sobre cómo quedarían afectadas la economía, el estado de bienestar y la sanidad, algunos votantes que necesitan más persuasión no logran decidirse.

"Mi corazón dice sí, pero mi cabeza dice no. Creo que dependerá de cómo me sienta ese día", dijo Anne, de la ciudad de Lochgelly, al norte de la capital, Edimburgo.

No quiso dar su nombre completo.

"Es tal riesgo y nunca sabes lo que puede pasar. Cuando incluso los empresarios no están de acuerdo en el impacto que va a tener ¿Cómo lo vamos a saber?", dijo.

Mientras la campaña entra en su fase final, dos factores van a decidir el futuro del país: si aquellos que han expresado una firme preferencia se lo vuelven a pensar y si los indecisos salen de su duda y en qué dirección.   Continuación...