Juez Griesa de EEUU defiende a mediador frente a acusaciones de Argentina

martes 5 de agosto de 2014 10:13 CEST
 

Por Daniel Bases

NUEVA YORK, EEUU, 5 ago (Reuters) - El juez de distrito estadounidense Thomas Griesa defendió el lunes al mediador que nombró para ayudar a resolver una larga disputa entre Argentina y acreedores de deuda impagada, después de que Buenos Aires lo acusara de ser un intermediario parcial.

"El propósito de esta decisión es confirmar que Daniel Pollack, asistente especial nombrado por la corte para presidir las negociaciones para un acuerdo, seguirá en la tarea", ordenó Griesa.

Al confirmarlo Griesa respalda a la persona que intercedió para que ambas partes negociaran por primera vez en 13 años cara a cara un acuerdo, relacionado con la decisión de la corte de otorgar 1.330 millones de dólares más intereses a inversores holdouts encabezados por Elliott Management Corp y Aurelius Capital Management.

El principal abogado de Argentina, Jonathan Blackman, dijo el viernes en la corte que su cliente le había dado instrucciones para decir que no tenía confianza en Pollack, tras declaraciones del mediador que consideró "dañinas y perjudiciales para la República".

Argentina reiteró sus duras críticas a Pollack el lunes al anunciar que el regulador del mercado lanzaría una investigación por una posible especulación ilegal de los acreedores llamados holdouts.

Las conversaciones entre Argentina y los acreedores que la demandaron terminaron el 30 de julio sin un acuerdo que evitara que Argentina cayera en suspensión de pagos de unos 29.000 millones de dólares en bonos, regidos por leyes extranjeras, que se originan en la masiva reestructuración tras un default de 100.000 millones de dólares en 2002.

Griesa dijo que Pollack seguía sus órdenes cuando emitió un comunicado sobre hechos que podrían ocurrir si las negociaciones fracasaban o se suspendían para dejar constancia.

"Él (Pollack) ha sido imparcial en la relación con las partes. No ha habido sesgo en ninguna medida", dijo Griesa.

"Es difícil imaginar una decisión peor que la corte podría tomar que remover al asistente especial. Sería una tremenda injusticia e interferiría drásticamente con el proceso que está en marcha y debe continuar", añadió. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)