Beneficio HSBC cede en 1er semestre y denuncia presión por reformas

lunes 4 de agosto de 2014 13:00 CEST
 

LONDRES, 4 ago (Reuters) - El beneficio antes de impuestos de HSBC experimentó una caída del 12 por ciento en el primer semestre del año, mientras el mayor banco de Europa ha advertido de que las crecientes exigencias de regulaciones internacionales someten a su personal a una presión sin precedentes y lo desanima a asumir riesgos.

El presidente de HSBC, Douglas Flint, pidió a los reguladores internacionales que aclaren lo que esperan del personal del banco, después de una serie de sanciones récord por conducta inapropiada.

"Hay un peligro creciente y claro de aversión desproporcionada al riesgo que se está colando en la toma de decisiones en nuestro negocio como personas individuales, que afrontan incertidumbre sobre lo que puede ser criticado a posteriori y perciben una tolerancia cero hacia el error, por lo que tratan de protegerse y a la empresa de ser censurados en el futuro", dijo en un duro comunicado.

El aumento de la tensión geopolítica también fue citado por el banco como una causa para el descenso de los ingresos a 12.300 millones de dólares, justo por debajo de un pronóstico promedio de 12.500 millones elaborado por 15 analistas encuestados por la empresa y comparado con los 14.100 millones de dólares del primer semestre del año pasado.

La caída se debió principalmente a unos flojos tres primeros meses del año, con un descenso del 20 por ciento de los beneficios respecto al mismo período de 2013 - cuando los ingresos del banco se vieron impulsados por la venta de activos - y reflejaron la pérdida de ingresos como consecuencia del cierre o la venta de filiales.

HSBC está inmersa en la segunda fase de un plan de reforma, que comenzó en 2011 y pretende hacer más sencilla su estructura, más eficaz y capaz de dar más dividendos a los accionistas.

En este periodo, el banco ha recortado más de 40.000 puestos de trabajo y ha vendido o cerrar 60 filiales que dice le han permitido ahorrar más de 5.000 millones de dólares anuales. Pero esta venta de activos ha perjudicado los ingresos, y reemplazarlos es uno de sus mayores retos. (Información de Steve Slater; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile y Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)