Portugal sopesa uso de ayuda pública en apoyo de Espírito Santo-fuentes

viernes 1 de agosto de 2014 19:04 CEST
 

LISBOA, 1 ago (Reuters) - Las autoridades portuguesas están considerando el uso de fondos públicos para reforzar el capital de Banco Espírito Santo, complementando el dinero que provenga de inversores, dijeron el viernes personas próximas al proceso.

Una fuente dijo que el BES probablemente necesite 3.000 millones de euros tras unas catastróficas pérdidas de 3.600 millones de euros anunciadas el miércoles, que borraron su colchón de capital y redujeron su ratio de solvencia por debajo del nivel requerido por el Banco de Portugal.

Tras presentar pérdidas mayores de lo previsto podría ser duro evitar "una solución mixta" en la que se use capital privado y fondos públicos para recapitalizar el mayor banco cotizado de Portugal, dijeron dos fuentes. La solución se sigue preparando, agregaron.

El Banco de Portugal ha dicho previamente que prefiere una solución de mercado, pero tiene disponible una línea de recapitalización bancaria para garantizar la solvencia de BES.

Un portavoz de BES declinó hacer comentarios, y se remitió a las declaraciones del consejero delegado Vitor Bento del miércoles. El directivo dijo que el banco aún preveía captar capital de inversores después de que algunos mostraran interés en tomar una participación significativa en BES.

Responsables gubernamentales y del banco central declinaron hacer comentarios.

Los inversores empezaron a deshacerse de las acciones del banco el miércoles tras conocerse las pérdidas masivas y una actividad potencialmente ilegal, que hizo caer las acciones un 42 por ciento el jueves y otro 40 por ciento el viernes.

El hundimiento de la capitalización bursátil de BES hace menos probable que el banco pueda captar capital sin pedir ayuda estatal.

Una tercera fuente dijo que el Gobierno portugués estableció contacto con el Banco Central Europeo para darle garantías de que aún tiene acceso a 6.400 millones de euros para recapitalizar sus bancos, de ser necesario. El BCE asumirá la supervisión de los principales prestamistas de la zona euro a partir del 4 de noviembre. (Información de Sergio Goncalves, escrito por Andrei Khalip. Traducido por Emma Pinedo)