Los republicanos votan a favor de demandar a Obama por su ley sanitaria

jueves 31 de julio de 2014 12:39 CEST
 

WASHINGTON, 31 jul (Reuters) - La Cámara de Representantes de Estados Unidos, dirigida por los republicanos, despejó el camino para presentar una demanda que acuse al presidente Barack Obama de abuso de autoridad al aplicar su ley de reforma del sistema sanitario.

La votación por 225 votos a favor y 201 en contra, que correspondió a la representación de cada partido, autoriza a los abogados de la Cámara a realizar documentos legales durante el receso del verano de cinco semanas que empieza el viernes.

Se espera que la demanda planeada genere meses de amarga campaña retórica por parte tanto de republicanos como de demócratas antes de las elecciones de noviembre, que determinarán el control político del Congreso para el próximo año.

Se espera que la demanda recoja que Obama se excedió en su autoridad ejecutiva al hacer cambios unilaterales al Acta de Cuidado Asequible, conocida como Obamacare.

Los republicanos argumentan que al retrasar algunas obligaciones de cobertura sanitaria y garantizar algunas cláusulas, no contó con el Congreso, violando la Constitución de Estados Unidos.

Los republicanos se han quejado sobre otras acciones unilaterales tomadas por Obama para avanzar en su agenda, desde órdenes ejecutivas sobre política de inmigración hasta beneficios para las parejas homosexuales.

Sin embargo se han centrado en la ley sanitaria porque "es la opción más probable con la que despejar los obstáculos necesarios para tener éxito", dijo el representante republicano Pete Sessions, de Texas.

Pero Obama, en un discurso al estilo de una campaña, bromeó sobre sus adversarios políticos, riéndose mientras los acusaba de perder el tiempo en lugar de abordar asuntos más urgentes.

"Dejen de estar disgustados todo el tiempo. Dejen, dejen, simplemente dejen de odiar todo el tiempo", dijo, provocando los aplausos de unas 1.500 personas en un cine de Kansas City.

"Hay un montón de cosas que se necesitan hacer", dijo. "Desafortunadamente, creo que la votación principal (...) que han previsto para hoy es si deciden o no demandarme por hacer mi trabajo".

Los demócratas dicen que la demanda consumiría millones de dólares de fondos del contribuyente pero que al final no conseguiría socavar la voluntad del presidente por implementar leyes. (Información de David Lawder; Traducido por Raquel Castillo en Madrid)