La aplicación Uber consigue un respiro judicial en Hamburgo

viernes 25 de julio de 2014 17:20 CEST
 

DÜSSELDORF, Alemania, 25 jul (Reuters) - Uber, cuya aplicación para smartphones pide viajes pulsando un botón, consiguió el viernes un respiro en la ciudad alemana de Hamburgo cuando un tribunal suspendió una prohibición impuesta por los reguladores locales.

Las autoridades de tráfico de Hamburgo ordenaron a Uber a principios de esta semana que dejase de operar en la ciudad portuaria del norte del país porque sus conductores carecían del permiso para transportar pasajeros, uno de una serie de retos que los reguladores y los servicios tradicionales de taxi le han planteado en todo el mundo a la compañía con sede en San Francisco.

Uber contestó con una queja contra la prohibición y un tribunal de Hamburgo permitió el viernes que la compañía continúe con sus operaciones mientras el tribunal delibera sobre el caso.

Uber Technologies, valorado en 18.200 millones de dólares solo cuatro años después de su lanzamiento en 2010, se denomina a sí misma una plataforma que pone en contacto a propietarios privados de coches con gente que busca un viaje, no un servicio comercial de coches. Los clientes de Uber Pop piden y pagan por los viajes utilizando su aplicación de smartphone en vez de buscar un transporte en la calle.

El servicio ha tocado una fibra sensible al amenazar con abrir un mercado de licencias tradicionalmente muy cerrado.

Uber y empresas similares se han enfrentado a demandas de compañías de taxis que esperaban que les mantuviesen fuera del mercado en Chicago, San Francisco y Washington.

Los taxistas crearon el mes pasado problemas de circulación en Londres y París cuando protestaron contra la aplicación, y la capital surcoreana Seúl dijo esta semana que quería prohibir sus servicios. El periódico alemán Sueddeutsche Zeitung dijo el viernes que Berlín, Fráncfort y Múnich también estaban considerando la prohibición. (Información de Nicola Rotscheroth; Escrito por Ludwig Burger; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)