22 de julio de 2014 / 15:58 / hace 3 años

El tren con las víctimas del avión malasio llega a una base ucraniana

5 MIN. DE LECTURA

Por Anton Zverev y Peter Graff

DONETSK, Ucrania, 22 jul (Reuters) - El tren con los restos de gran parte de las víctimas del avión de Malaysia Airlines, que fue derribado en Ucrania, llegó el martes a una base aérea controlada por el Gobierno de ese país, mientras un líder separatista entregó las cajas negras de la nave a expertos malasios.

El tren que transportaba unas 200 bolsas con cuerpos llegó a la ciudad oriental de Jarkiv. Los restos serán llevados a Holanda, de donde provenían dos terceras partes de las víctimas, para ser identificados.

El convoy dejó el lugar del accidente después de que el primer ministro malasio acordara con los separatistas que los cuerpos recuperados fuesen entregados a las autoridades holandesas.

La entrega y los informaciones de investigadores internacionales sobre un mejor acceso a los restos del avión cuatro días después de ser derribado llegaron en medio de peticiones de mayores sanciones contra Rusia por su apoyo a la rebelión, aunque líderes occidentales están intentando acordar una respuesta.

El martes a primera hora, el líder separatista Aleksander Borodai entregó las cajas negras en la ciudad de Donetsk.

"Aquí están las cajas negras", dijo Borodai a periodistas en la sede central de su autoproclamada República Popular de Donetsk, mientras el hombre armado las dejaba en un escritorio.

El coronel Mohamed Sakri, del Consejo de Seguridad Nacional de Malasia, dijo que las dos cajas negras estaban "en buenas condiciones".

Impactados por la muerte de 298 personas de distintos lugares del mundo, varios gobiernos occidentales han amenazado a Rusia con sanciones más duras por lo que dicen es su respaldo a la milicia prorrusa que, según sus pruebas, derribó el avión.

Asumir Responsabilidades

En Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad adoptó unánimemente una resolución que demanda que los responsables "se enfrenten a la justicia y que todos los estados cooperen completamente con los esfuerzos para establecer responsabilidad".

También demandó que los grupos armados permitan un "acceso seguro, total y sin restricciones" al lugar del accidente.

"Les debemos a las víctimas y a sus familias determinar qué ocurrió y quién fue responsable", dijo la ministra de Asuntos Exteriores australiana, Julie Bishop. Australia perdió 28 ciudadanos en el accidente.

El Kremlin dijo el lunes que el presidente Vladimir Putin habló con el primer ministro holandés, Mark Rutte, por teléfono y que ambos hicieron una "evaluación de la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la investigación de la catástrofe".

Mientras tanto, los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea se reunieron el martes para discutir más sanciones contra Rusia, pero se espera que lo máximo que hagan sea acelerar la puesta en marcha de sanciones contra individuos, y posiblemente compañías, acordadas en principio la semana pasada antes del derribo del avión.

Los diplomáticos dicen que la posibilidad de que haya sanciones más serias contra sectores de la economía rusa dependerán ampliamente de la línea que adopten los holandeses debido al alto número de víctimas de ese país.

"Está claro que Rusia debe usar su influencia sobre los separatistas para mejorar la situación en el terreno", dijo el primer ministro holandés.

Mientras tanto, Putin dijo el martes que Rusia usaría su influencia con los separatistas en el este de Ucrania para que se permita una investigación exhaustiva del derribo del avión, pero indicó que Occidente debe presionar a Kiev para poner fin a las hostilidades.

También instó a las potencias occidentales a no interferir en los asuntos internos de Rusia y dijo que es necesario tomar medidas para fortalecer la capacidad militar del país debido a los movimientos de la OTAN y para proteger su economía de "amenazas externas". (Información adicional de Pavel Polityuk, Natalia Zinets y Elizabeth Piper en Kiev, Jim Loney, Doina Chiacu, Ayesha Rascoe y Mark Hosenball en Washington, Michelle Nichols en Naciones Unidas, Allison Lampert en Montreal, Lincoln Feast y Matt Siegel en Sídney, Al-Zaquan Amer Hamzah, Anuradha Raghu y Trinna Leong en Kuala Lumpur; William James en Londres, Julien Ponthus, Elizabeth Pineau y Emmanuel Jarry en París, y Gabriela Baczynska en Kiev; Escrito por Anna Willard. Traducido por la Mesa de Santiago de Chile. Edición de María Vega Paúl.)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below