18 de julio de 2014 / 17:24 / en 3 años

La seguridad aérea, a examen tras el derribo del avión sobre Ucrania

Por Jane Wardell

SÍDNEY, 18 jul (Reuters) - Qantas Airways y otras aerolíneas modificaron los patrones de vuelo hace tiempo para evitar el espacio aéreo ucraniano cuando surgieron los combates en la región, planteando dudas sobre por qué otras no hicieron lo mismo.

El tema de si evitar el sobrevuelo de zonas en conflicto ha surgido de nuevo con más fuerza tras el derribo del vuelo MH17 de Malaysian Airlines el jueves, matando a las 298 personas que iban a bordo.

Los reguladores internacionales de aviación civil no impusieron restricciones al sobrevuelo de una zona en la que insurgentes prorrusos están combatiendo a las fuerzas ucranianas, y la mayoría de los operadores continuaron usando una ruta popular en vuelos de larga distancia de Europa al sudeste de Asia.

Pero el hecho de que unas cuentas aerolíneas decidieran circunnavegar el disputado territorio subrayó inconsistencias en el acercamiento de las aerolíneas a la seguridad de los pasajeros.

Los expertos en aviación dijeron que el fragmentado y en ocasiones opuesto asesoramiento de los reguladores de aviación confundía más la situación, y pidió unas guías más claras sobre qué áreas evitar.

Además de Qantas, Air Berlin, Asiana Airlines , Korean Air Lines y la taiwanesa China Airlines decidieron evitar el espacio aéreo ucraniano hace varios meses.

Cathay Pacific Airways cambió sus rutas hace algún tiempo, pero no especificó cuándo, y una fuente familiarizada con la situación indicó que British Airways también había evitado la zona donde cayó el avión.

"Aunque el cambio de ruta añade tiempo y dinero, hemos cambiado por seguridad", dijo una portavoz de Asiana, que ha modificado su vuelo semanal de carga hasta unos 150 kms al sur del espacio aéreo ucraniano desde el 3 de marzo.

La Agencia Europea de Seguridad en la Aviación emitió en abril un boletín de seguridad, junto con recomendaciones tanto de la Organización Internacional de Aviación Civil (ICAO, por sus siglas en inglés), como de Eurocontrol, con sede en Bruselas, advirtiendo de que el espacio aéreo de Crimea debería evitarse. Rusia se anexionó Crimea, hasta entonces ucraniana, en marzo.

Pero estas directivas no se aplican al espacio aéreo sobre Ucrania, que atravesaba el vuelo MH17 cuando fue derribada.

No fue posible confirmar de inmediato qué aerolíneas habían adoptado qué rutas.

Los patrones de vuelo y la altitud varían según factores como el clima, el tráfico en pasillos transitados y las restricciones de vuelo. Volar más alto ayuda a quemar menos combustible, pero los pilotos no siempre consiguen la altitud solicitada cuando las vías están muy transitadas.

El ministro de Transporte de Malasia, Liow Tiong Lai, dijo el viernes que la aerolínea nacional no había asumido riesgos al volar sobre Ucrania, una ruta que, señaló, estaba aprobada por la ICAO y que usaban mucho otras aerolíneas.

La ICAO negó que hubiera cerrado la ruta tras el derribo, diciendo que no tenía potestad para hacerlo.

La Asociación Internacional para el Transporte Aéreo (IATA) dijo que las aerolíneas dependían de los gobiernos y de las autoridades del control del tráfico aéreo para aconsejar qué espacio aéreo estaba disponible para los vuelos, y que esa seguridad era la 'máxima prioridad' de los operadores.

Las autoridades alemanas advirtieron a las 144 compañías de aviación del país de que no sobrevolaran zonas de crisis, y no sólo el este de Ucrania.

Traducido por Inmaculada Sanz

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below