17 de julio de 2014 / 16:08 / en 3 años

RESUMEN 2-Cae un avión malasio en Ucrania, Gobierno y rebeldes cruzan acusaciones

(Actualiza con acusación de Ucrania)

Por Anton Zverev

GRABOVO, Ucrania, 17 jul (Reuters) - Un avión de pasajeros de Malaysia Airlines con casi 300 personas a bordo fue derribado el jueves sobre el este de Ucrania, aumentando la onda expansiva de un conflicto armado entre el gobierno de Kiev y separatistas prorrusos, que se culparon mutuamente de la tragedia.

El Boeing 777 en ruta de Ámsterdam a Kuala Lumpur, cayó cerca de la ciudad de Donetsk, un bastión de los rebeldes.

Decenas de cadáveres quedaron esparcidos alrededor de los restos humeantes del avión, que tenía en partes de sus alas los mismos colores del emblema de la compañía aérea de Malasia, dijo un periodista de Reuters que estaba en el lugar.

Ucrania culpó a los rebeldes, a quienes calificó de “terroristas” y que combaten desde hace meses combaten contra sus fuerzas armadas en busca de independizarse de la ex república soviética con la aprobación de Rusia.

Los separatistas prorrusos, por su parte, dijeron que habían encontrado la “caja negra” del avión, según dijo la agencia de noticias Interfax, una información que no pudo ser confirmada de inmediato por Reuters.

Rebeldes armados están obstaculizando los esfuerzos de búsqueda en la zona donde cayó el avión, dijo a periodistas el jefe de los servicios de emergencia de Ucrania, Serhiy Bochkovsky: “La labor de búsqueda es difícil porque estamos hablando de un área muy amplia (...) pero también porque terroristas armados que están en el lugar dificultan las cosas”.

Los prorrusos, que podrían acordar una tregua de dos o tres días para permitir trabajos en la zona del accidente, mantienen conversaciones con los representantes de las autoridades ucranianas permitir el acceso de organizaciones internacionales, dijo el autoproclamado primer ministro de la República Popular de Donetsk, Alexander Boraday, citado por la agencia rusa RIA.

ACUSACIONES

El jefe de seguridad estatal de Ucrania acusó a dos oficiales de inteligencia militar rusa de estar implicados en el derribo, y dijo que deben ser castigados por ese “crimen”.

Valentyn Nalivaychenko indicó que sus acusaciones se basaban en pinchazos de conversaciones telefónicas entre los dos oficiales.

“Ahora se sabe quien llevó a cabo este crimen. Haremos todo lo posible para que los militares rusos que realizaron este crimen sean castigados”, dijo a periodistas.

Pero el líder separatista Aleksander Borodai había acusado antes a las fuerzas armadas ucranianas del incidente, que se defendieron negando rotundamente haber destruido objetivos en el aire.

“Más de 300 personas inocentes murieron (...) se sabe que 23 ciudadanos de Estados Unidos murieron”, dijo Zoryan Shkyryak, un asistente del Ministerio del Interior de Ucrania, citado por la agencia de noticias Interfax.

Poco antes, el responsable del Ministerio del Interior ucraniano Anton Gerashchenko había dicho a Interfax que unas 295 personas murieron por un misil antiaéreo Buk.

La aeronave cayó a unos 40 kilómetros de la frontera con Rusia, en una región con mucha actividad militar.

Un trabajador de los servicios de emergencia dijo que al menos 100 cuerpos se habían encontrado hasta el momento en la zona, cerca del pueblo de Grabovo y que los restos de la aeronave estaban dispersos en un área de 15 kilómetros de diámetro.

Ucrania ha denunciado a Rusia por asumir un papel activo en el conflicto de cuatro meses y la acusó el jueves de derribar un avión de combate, una denuncia que Moscú ha negado.

En una conversación que ya estaba prevista antes de la caída del avión, el presidente ruso, Vladimir Putin, habló el jueves con el mandatario estadounidense, Barack Obama, sobre la caída de la aeronave comercial y las sanciones que Europa y Estados Unidos han impuesto a Rusia por involucrarse en el conflicto.

Obama amenazó con incrementar las sanciones.

El Consejo de Seguridad del Kremlin dijo el jueves que Rusia no quiere una guerra con la “nación hermana” de Ucrania, según la agencia estatal de noticias RIA, y que confía en una solución política al conflicto en ese país.

Los mercados financieros globales se vieron sacudidos por la noticia del avión derribado, ante temores de mayores tensiones mundiales por el conflicto en Ucrania.

PARTIÉNDOSE EN DOS

Malaysia Airlines confirmó el jueves que recibió una notificación del controlador de tráfico aéreo ucraniano de que había perdido contacto con el vuelo MH17 a las 1415 GMT a 30 kilómetros de Tamak, a unos 50 kilómetros de la frontera entre Rusia y Ucrania.

En el avión iban 280 pasajeros y 15 tripulantes según la aerolínea.

“Estaba trabajando en el campo con mi tractor cuando escuché el ruido de un avión y después un golpe y disparos. Entonces vi el avión chocar contra el suelo y partirse en dos. Había un denso humo negro”, dijo a Reuters un testigo que sólo dio su nombre de pila, Vladimir.

El primer ministro ucraniano, Areseny Yatseniuk, ordenó una investigación de la “catástrofe aérea” en el este de Ucrania, dijo su portavoz Olga Lappo.

Su homólogo malasio, Najib Razak, también dijo que se iniciaron pesquisas y se confesó impactado por la noticia del desastre, que sucede después de que un avión de la misma aerolínea se perdiera sin dejar rastro el pasado 8 de marzo en ruta hacia Pekín con 239 pasajeros y la tripulación a bordo.

Varias aerolíneas dijeron que iban a evitar espacio aéreo ucraniano en sus vuelos. (Información adicional de Alissa de Carbonnel, Richard Balmforth y Alastair Macdonald; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below