La bolsa española toma beneficios y vuelve a perder cota de 10.600

jueves 17 de julio de 2014 11:43 CEST
 

MADRID, 16 jul (Reuters) - El Ibex de la bolsa española sucumbió de nuevo el jueves a las ventas y perdió la cota de los 10.600 puntos en un mercado cauto antes de la temporada de resultados que empieza la semana próxima.

"Básicamente se está aprovechando el repunte de ayer para tomar beneficios en un mercado a medio gas, bastante volátil y pendiente de los resultados que empiezan la semana próxima ante la falta de noticias que permitan aclarar la tendencia", dijo un operador.

La mayoría de los valores del Ibex cotizaban en rojo, con descensos particularmente pronunciados en la banca y Telefónica. Santander y BBVA cedían un 0,9 y un 0,8 por ciento respectivamente mientras que Caixabank, Bankia perdían más de un uno por ciento, solo superadas por las acciones de Popular, que retrocedía un 2,3 por ciento tras repuntar la víspera casi un tres por ciento,

Telefónica, que la víspera sumó un 1,4 por ciento, caía prácticamente en el mismo porcentaje a pesar de que analistas valoraron positivamente el lanzamiento de un bono canjeable por acciones de Telecom Italia que reducirá la exposición de la española en la italiana al tiempo que sirve para poner un precio a su participación además de despejar las dificultades regulatorias de su presencia en Brasil, donde el regulador CADE venía pidiendo reducir su presencia en Telecom Italia, que controla la principal competidora de Telefónica en Brasil.

"Noticia positiva (...) reduce la exposición a Telecom Italia (...) a niveles previstos a los que hicieron saltar las alarmas del CADE (...)", dijeron los analistas de Banc Sabadell.

En este escenario, en el que destacaban repuntes a contracorriente de ACS y Acciona, el Ibex bajaba a las 11.40 horas un 0,76 por ciento a 10.587 puntos, mientras que el FTSEEurofirst 300 de los principales valores europeos cedía un 0,4 por ciento.

En el mercado de renta fija, con la prima de riesgo ES10YT=TWEB> entre España y Alemania estable en torno a los 146 puntos básicos, el Tesoro aprovechó una fuerte demanda para colocar más de 3.000 millones de euros a medio y largo plazo. (Información de Carlos Ruano; editado por Jose Elías Rodríguez)