17 de julio de 2014 / 8:48 / hace 3 años

La influyente Angela Merkel cumple 60 años con un perfil bajo

3 MIN. DE LECTURA

Por Madeline Chambers

BERLÍN, 17 jul (Reuters) - Angela Merkel parece que ya tiene suficiente fiestas por ahora.

Solo cuatro días después de haberse unido a la celebración de los jugadores de la selección alemana en el vestuario para festejar su triunfo en el Mundial, la canciller se está asegurando de no verse arrastrada a una gran fiesta por su 60 cumpleaños el jueves.

Es difícil imaginar un cumpleaños más discreto para Merkel, nombrada por la revista Forbes como la mujer más poderosa del mundo, pero aún conocida como "Mutti", o mami, en su tierra natal donde su sensata actitud mejora su alta popularidad.

La primera mujer que dirige Alemania celebrará su cumpleaños, que ha encendido un nuevo debate sobre cuánto tiempo debe seguir en el puesto, en un acto más serio en la sede central de su partido conservador en Berlín.

Después de un discurso sobre "los horizontes temporales de la historia" del historiador Jürgen Osterhammel - elección personal de Merkel -, más de 1.000 invitados acudirán a una celebración con cerveza, vino y un menú de Alemania del norte que incluye pescado.

Nada demasiado sofisticado, dijo un responsable.

Podría haber incluso comenzado su cumpleaños en Bruselas, donde los líderes de la Unión Europea se reunieron el miércoles por la tarde para negociar cómo repartirse los puestos en la Comisión Europea entre los estados miembros, justo el tipo de reto con el que Merkel disfruta.

Después de un duro comienzo de año, que inició en muletas después de un accidente de esquí, una crisis en Ucrania con la que lidiar y sus socios de coalición socialdemócratas robándole el protagonismo en la política nacional, ahora parece más fuerte que nunca.

Un sondeo de Forsa mostró el miércoles que incluso después de ocho años y medio como canciller, un 59 por ciento de los alemanes votarían por ella en una competición directa con su principal rival, el presidente del SPD, Sigmar Gabriel. Solo el 14 por ciento optarían por él.

La inescrutable física que creció en la Alemania comunista y luchó para abrirse camino en la jerarquía masculina de su partido no da muestras de dejar el cargo. El sondeo de Forsa mostró que el 26 por ciento de los alemanes quieren que Merkel se quedé en el puesto durante otra década.

Se relaja haciendo senderismo en los Alpes, escuchando óperas de Wagner y cocinando comidas sencillas para su tímido marido Joachim Sauer, un químico cuántico. No tienen hijos.

Después de perder 10 kilos este año, Merkel dijo a la televisión alemana este domingo que solo pedía buena salud en su 60 cumpleaños.

Preguntada por si quería superar a su antiguo mentor Helmut Kohl que fue canciller de 1982 a 1998, Merkel dijo que quería cumplir su mandato completo de una manera ordenada. Después ya verá. (Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below