Una multitud eufórica recibe a Alemania en Berlín tras ganar el Mundial

martes 15 de julio de 2014 14:27 CEST
 

BERLÍN, 15 jul (Reuters) - Cientos de miles de alemanes exultantes recibieron a su triunfante selección de fútbol el martes por la mañana en Berlín, ondeando banderas y vistiendo los colores nacionales mientras festejaban su cuarta Copa del Mundo.

Tras aterrizar en el aeropuerto Tegel de la capital germana, el capitán Philipp Lahm fue el primero en bajar del avión sosteniendo sobre la cabeza el trofeo dorado conseguido en el domingo en la final del Mundial de Brasil, con el centrocampista Bastian Schweinsteiger, envuelto en una bandera de Alemania, justo detrás de él.

Cerca de medio millón de personas esperaban apiñados en la "milla de los aficionados" de Berlín, un tramo de 1,3 km de la calle que va del oeste de la capital a la emblemática Puerta de Brandenburgo, para una fiesta multitudinaria. Muchos más ocuparon las aceras de las calles del centro por donde pasó el autobús del equipo.

Aficionados vestidos con camisetas de Alemania, muchos con la cara pintada de negro, rojo y dorado, y algunos con pelucas y pañuelos con los colores naciones, habían empezado a beber cerveza horas antes de que el equipo tomase tierra.

"Es un ambiente increíble, no hay nada mejor que esto"; dijo Lukas Klein, de 19 años, que condujo toda la noche desde la ciudad de Bremen, al norte del país. Le dijo a su jefe que estaba enfermo.

Un rugido se elevó sobre la multitud cuando el avión del equipo sobrevoló la zona, y los seguidores realizaron una cuenta atrás desde 10 cuando la aeronave tocó la pista. "¡El fútbol vuelve a casa!", bramaron.

"Estoy muy emocionado por dar la bienvenida a los campeones del Mundial una vez en mi vida. Soy de Alemania del Este y esto es importe", dijo Günther Richter, de 51 años y de Berlín oriental.

La victoria del domingo por 1-0 sobre Argentina en Río de Janeiro fue la primera vez que la Alemania unificada se proclamaba campeona del mundo, ya que Alemania Occidental había ganado la copa en 1954, 1974 y 1990.

Las cadenas de televisión cubrieron su programación con la cobertura y los periódicos dedicaron ediciones enteras a la victoria.   Continuación...