11 de julio de 2014 / 6:03 / en 3 años

La vacuna contra el dengue de Sanofi promete, pero persisten dudas

Por Natalie Huet

PARÍS, 11 jul (Reuters) - La primera vacuna contra la fiebre del dengue, de la francesa Sanofi, brindó una protección moderada en un gran estudio clínico, pero persisten las preguntas sobre cuánto puede ayudar a combatir la enfermedad tropical de crecimiento más rápido en el mundo.

La prueba en etapas avanzadas involucró a 10.275 niños sanos de entre 2 y 14 años en cinco países de Asia, una región que corresponde a más de dos tercios de los casos globales de la enfermedad transmitida por mosquitos.

Sanofi ya había revelado en abril que su vacuna redujo la incidencia de dengue en un 56 por ciento en el estudio en Asia, sin entregar detalles. Los hallazgos completos fueron publicados en línea el viernes en la revista médica The Lancet.

El estudio halló que la vacuna era segura y redujo los casos más graves de fiebre hemorrágica en casi un 90 por ciento. Pero ofreció poca protección a los niños pequeños -los que corren mayor riesgo de contraer el dengue- y resultó especialmente ineficiente frente a una de las cuatro cepas de la enfermedad viral.

Los resultados sugieren que la nueva vacuna actúa mejor como estimulador inmunológico para pacientes con exposición previa, y por lo tanto, podría ser más útil en las regiones tropicales donde el dengue es común, más que como vacuna para los turistas.

Como no existe una vacuna por el momento, el nuevo medicamento podría ser un arma importante en la lucha contra el dengue.

“Considerando la elevada carga sanitaria en países en que el dengue es endémico (...) esta posible vacuna, a pesar de tener una eficiencia general moderada, podría tener un efecto sustancial en la salud pública”, escribieron los científicos responsables del estudio.

El estudio fue liderado por Maria Rosario Capeding del Instituto de Investigación para Medicina Tropical en Las Filipinas, y fue financiado por Sanofi.

Casi la mitad de la población del mundo corre riesgo de contraer la fiebre del dengue -también conocida como “fiebre rompehuesos” debido al agudo dolor que puede provocar. La enfermedad infecta a unos 100 millones de personas cada año, según la Organización Mundial de la Salud, y algunos expertos estiman que la cifra es tres veces más grande.

La mayoría de los pacientes sobreviven al dengue, pero la enfermedad mata a un total estimado de 20.000 personas cada año, muchos de ellos niños, y motiva una hospitalización cada minuto en todo el mundo.

Sanofi ha invertido más de 1.300 millones de euros (1.770 millones de dólares) en los últimos 20 años en el desarrollo de la vacuna, que está varios años adelantada a sus posibles competidores, y ha construido una fábrica especializada en Lyon, en el sur de Francia, con capacidad para producir 100 millones de dosis al año.

Sanofi aún prueba su vacuna en 20.000 niños en América Latina y Guillaume Leroy, jefe de su programa de vacuna del dengue, dijo que esperaría por los resultados de ese último estudio -que se conocerán a final de año- antes de buscar la aprobación de los reguladores en países endémicos el próximo año. (Información adicional de Ben Hirschler en Londres; traducido por la mesa de Santiago de Chile; editado por Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below