Activistas de Greenpeace bloquean un pozo de gas en Rumanía

lunes 7 de julio de 2014 17:13 CEST
 

PUNGESTI, Rumania, 7 jul (Reuters) - Activistas de Greenpeace se encadenaron el lunes a la entrada de un pozo de exploración de gas no convencional de Chevron en el este de Rumania para bloquear el acceso al sitio e instar al gobierno izquierdista a que prohíba el fracking.

Rumania podría tener 51 billones de pies cúbicos (1,444 billones de metros cúbicos) de gas no convencional, que cubrirían la demanda nacional durante más de un siglo, según estima la Administración de Información de Energía de Estados Unidos.

La estadounidense Chevron comenzó a trabajar en el pozo de exploración en la localidad de Pungesti en el este de Rumanía en diciembre, tras posponer sus operaciones varias veces debido a las protestas por parte de centenares de residentes locales.

Los manifestantes dicen que están preocupados de que Chevron use la fractura hidráulica, o fracking en inglés - el proceso que ayuda a liberar gas atrapado en formaciones rocosas subterráneas de capas compactas con la inyección de agua, arena y químicos a alta presión.

El lunes, alrededor de 25 activistas de Greenpeace de Rumania, Hungría, Austria, la República Checa, Polonia, Eslovaquia y Alemania acudieron al sitio de Pungesti.

Vestidos con chaquetas de un fuerte color amarillo, los activistas bloquearon el acceso a la ruta y se encadenaron a las elevadas puertas, protegidas en la parte superior con alambres de espino. Agitaban pancartas que decían "zona de cuarentena antiChevron de Pungesti" y "Detengan el fracking".

Varios agentes de policía fueron enviados al sitio pero no han tomado medidas aún para retirar a los activistas. (Información de Bogdan Cristel; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz)