Los berlineses ignoran las preocupaciones éticas y acuden al nuevo Primark

jueves 3 de julio de 2014 17:38 CEST
 

* Primark se expande rápido en Europa, próxima parada EEUU

* Primark criticado desde derrumbamiento fábrica en Bangladesh

Por Emma Thomasson

BERLÍN, 3 jul (Reuters) - Miles de cazadores de rebajas acudieron el jueves en manada a la nueva tienda de Primark en el corazón de Berlín a pesar de una protesta de defensores de derechos que pedían que la cadena irlandesa mejorara las condiciones de trabajo en las fábricas que producen sus vaqueros y camisas baratos.

Primark, propiedad de Associated British Foods, esta avanzando en su camino hacia la expansión en Europa, donde ya tiene 274 tiendas, y en abril anunció que abriría su primera tienda en EEUU, en Boston, a finales de 2015.

Primark, que abrió su primera tienda en Dublín en 1969 con el nombre de Penneys y entró en Alemania en 2009, ha crecido rápidamente durante la crisis económica en Europa gracias a sus bajísimos precios y modas de rápido cambio.

Sin embargo, también ha atraído muchas críticas por las condiciones en las fábricas de sus proveedores, especialmente desde que más de 1.100 personas murieran el año pasado en el derrumbamiento de una planta en Bangladesh, donde se fabricaba ropa para marcas entre las que estaba Primark.

El éxito de Primark está en exprimir los márgenes como la cadena sueca H&M, que también esta tratando de mejorar su reputación por sus estándares éticos, particularmente en Alemania que es su mayor mercado, donde los compradores son especialmente sensibles a los asuntos relacionados con el medioambiente y los derechos laborales.

Sin embargo, estas preocupaciones quedaron en segundo plano ante el deseo de conseguir camisetas a tres euros y vaqueros ajustados a siete euros, mientras cientos de clientes, incluidas docenas de madres con niños pequeños, hacían cola durante horas antes de que la tienda abriera.

"Primark es criticada, pero no es solo Primark. Todas las grandes tiendas son iguales, incluida H&M, porque queremos tener cosas más y más baratas", dijo la cliente de 16 años Anna Schmidt. "No estoy preparada para pagar 30 euros por una camiseta".

La nueva tienda es la decimotercera en Alemania, y quieren llegar a abrir más de 100 en el país en un futuro, que ya tiene más de 400 tiendas de H&M. (Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)