3 de julio de 2014 / 6:13 / hace 3 años

Argentina vuelve a reclamar que le dejen honrar su deuda reestructurada

5 MIN. DE LECTURA

BUENOS AIRES, 3 jul (Reuters) - El Gobierno argentino reiteró el miércoles su petición para que la justicia estadounidense le permita pagar sus bonos en situación regular antes de sentarse a negociar un acuerdo con los titulares de deuda en default, que dejaron al país sudamericano al borde de una nueva suspensión de pagos.

Argentina debía haber cancelado el lunes pasado 539 millones de dólares por un vencimiento de sus títulos Discount que paga cada semestre en Estados Unidos y Europa.

Pero el juez del tribunal de distrito de Nueva York Thomas Griesa ordenó bloquear la operación porque el país sudamericano no cumplió con una sentencia que la obliga a compensar a los acreedores que aún tienen en cartera títulos que dejó de honrar en su masiva suspensión de pagos del 2002.

El jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich, reiteró que Argentina acudirá el lunes a un encuentro con el mediador designado por Griesa para negociar un acuerdo con los tenedores rebeldes liderados por los fondos de inversión NML Capital Ltd y Aurelius Capital Management.

Pero, el funcionario aclaró que hay que establecer primero "condiciones de negociación" y que éstas deben incluir "respetar el proceso de reestructuración" de deuda que llevó adelante su país.

Argentina dispone aún de un período de gracia para el pago de los títulos que vence el 30 julio. Si el país no honra su deuda antes de esa fecha volverá a caer en suspensión de pagos, en momentos en que necesita con urgencia recuperar la confianza de los inversores internacionales para resucitar su alicaída economía.

Negociaciones

NML dijo el miércoles que está dispuesto a reunirse con Argentina esta misma semana, incluso a encontrarse con su ministro de Economía, Axel Kicillof, en Washington, adonde viajará esta noche para participar en una reunión especial de la Organización de Estados Americanos sobre la situación argentina.

"Estamos complacidos por los artículos de prensa que hemos visto sobre que Argentina acordó reunirse con el mediador la próxima semana en Nueva York", dijo en un comunicado Jay Newman, gerente de cartera en Elliott Management, que controla NML.

"Pero, el (cumplimiento del) compromiso con el tribunal o los acreedores no tiene que esperar otra semana. Estamos listos para reunirnos con el ministro Kicillof durante su visita a Washington esta semana y negociar sin condicionamientos previos", agregó.

Argentina realizó dos reestructuraciones de deuda, en el 2005 y en el 2010, en los que casi el 93 por ciento de sus acreedores aceptaron canjear sus títulos por otros que el país paga regularmente a cambio de una fuerte quita.

El resto de los acreedores se negaron a participar de las operaciones y abrieron litigios contra el país para recuperar el valor total de sus títulos.

"Entendemos que existe la voluntad del Gobierno argentino de generar las condiciones de un diálogo para promover condiciones de negociación", afirmó Capitanich.

Pero "debe hacerse preservando lo que la República Argentina ha generado, esto es una reestructuración extraordinariamente significativa", aclaró el funcionario.

Un fallo de Griesa que fue ratificado por el Tribunal Supremo de Justicia estadounidense ordena a Argentina pagar a los acreedores no reestructurados, o "holdouts", 1.330 millones de dólares más intereses si quiere abonar a sus tenedores que sí aceptaron las reestructuraciones.

Los "holdouts" se han mostrado escépticos sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo con Argentina y han reclamado que se embarguen los fondos que el agente de pagos de los bonos de Argentina, el Bank of New York Mellon (BNY Mellon), debería transferir desde sus cuentas en Buenos Aires a Nueva York y Europa para cancelar el vencimiento de los Discounts.

Griesa ordenó la devolución del dinero al Gobierno del país sudamericano, pero BNY Mellon -temeroso de acciones legales en su contra por parte de tenedores de bonos reestructurados- pedirá en los próximos días precisiones al juez, dijo a Reuters una fuente familiarizada con la situación.

"El banco, en lo esencial, le está preguntando al juez Griesa cómo ir del punto A al B sin que le demanden", señaló la fuente. BNY Mellon tiene hasta el 8 de julio para presentar la moción formal de aclaración.

Los millonarios fondos quedaron en un limbo legal después de que el jueves pasado Argentina los depositase en dos cuentas del BNY Mellon en el Banco Central de Argentina y la entidad financiera no los transfiriese al exterior sin informar de el motivo. (Información de Alejandro Lifschitz y Walter Bianchi; Editado por Gabriel Burin y Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below