BNP pagará una multa de 8.900 millones de dólares en EEUU

martes 1 de julio de 2014 07:55 CEST
 

Por Joseph Ax y Aruna Viswanatha

NUEVA YORK/WASHINGTON, 30 jun (Reuters) - El banco francés BNP Paribas acordó el lunes pagar casi 9.000 millones de dólares por acusaciones de que violó las sanciones de Estados Unidos contra países como Sudán, y enfrenta una suspensión de un año en parte de sus operaciones de liquidación de dólares.

El banco también accedió a declararse culpable de dos cargos criminales. El consejero general del banco, Georges Dirani, apareció brevemente en un tribunal del estado de Nueva York para declararse culpable de un cargo de falsificar los registros de negocios y un cargo de conspiración.

Las autoridades estadounidenses descubrieron que BNP Paribas evadió sanciones de Washington contra varios países incluidos en una lista negra, en parte omitiendo información de las transferencias para que pudieran pasar por el sistema estadounidense sin generar alarma.

"A través de una serie de indignantes estratagemas para evadir la detección y con el conocimiento de múltiples ejecutivos de alto rango, los empleados de BNP ocultaron más de 190.000 millones de dólares en transacciones entre 2002 y 2012", dijo el regulador del estado de Nueva York, liderado por Benjamin Lawsky, en un comunicado de prensa.

Ningún individuo fue acusado el lunes, pero las autoridades de Estados Unidos afirmaron que no han concluido sus investigaciones.

"El caso en el que BNP ha llegado a un acuerdo de culpabilidad es contra la corporación, pero nuestra investigación sobre la posible culpabilidad de personas individuales continúa", dijo el fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance, en una entrevista el lunes.

BNP presentó los términos del acuerdo por 8.970 millones de dólares en un comunicado. "Nosotros lamentamos profundamente la mala conducta pasada que llevó a este acuerdo", dijo el presidente ejecutivo de BNP, Jean-Laurent Bonnafe.

En una medida sin precedentes, el acuerdo con las autoridades de Estados Unidos también incluyó la suspensión de la capacidad del banco de realizar pagos en dólares en Nueva York a nombre de terceros, lo que podría provocar una salida de clientes y golpear sus ganancias.   Continuación...