BCE esperará que medidas surtan efecto pese a que inflación sigue baja

lunes 30 de junio de 2014 18:19 CEST
 

Por Martin Santa y Eva Taylor

BRUSELAS/FRÁNCFORT, Alemania, 30 jun (Reuters) - La inflación de la zona euro permanece en niveles que no se veían desde la recesión del 2009 y el crédito a las empresas y familias ha vuelto a contraerse, de acuerdo con los datos conocidos el lunes, resaltando la debilidad económica en la unión monetaria.

Los datos, correspondientes a junio y mayo, respectivamente, pusieron de relieve las razones por las cuáles el Banco Central Europeo tomó este mes medidas sin precedentes, con recortes de tasas de interés a mínimos históricos y promesas de entregar más préstamos de largo plazo para alentar un mayor financiamiento por parte de los bancos.

Pasará algún tiempo hasta que las medidas surtan efecto y todavía no habrían influido en los datos que se conocieron el lunes. Aun no han sido anunciados detalles para los créditos de largo plazo y la mayoría de los economistas no espera nuevas iniciativas de política cuando el BCE se reúna el jueves.

Pero tampoco hay señales de que esté cediendo la presión sobre el BCE.

"El BCE acaba de anunciar nuevas medidas para indicar su disposición a lograr que la inflación vuelva a la meta y para apuntalar el crédito, pero seguramente mantendrá la puerta abierta a más medidas en su reunión de esta semana", dijo en Berenberg Bank el analista Christian Schulz.

La inflación anual de la zona euro se mantuvo en junio en un 0,5 por ciento comparado con el mes anterior, dijo el lunes Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea.

La inflación subyacente, que no incluye alimentos, energía, alcohol ni tabaco, se aceleró al 0,8 por ciento.

Esto fue ligeramente imprevisto después de que la inflación anual de Alemania repuntó al 1,0 por ciento en junio, lo que según Schulz, sugirió "una ampliación del rango de las tasas de inflación entre el centro y la periferia".   Continuación...