Barclays designa a un jefe de investigación interna tras demanda

sábado 28 de junio de 2014 10:41 CEST
 

NUEVA YORK, 27 jun (Reuters) - Barclays relevó de sus funciones habituales al jefe de su unidad de transacciones electrónicas para que se concentre en una investigación interna sobre la plataforma bursátil alternativa que el banco británico opera en Estados Unidos, dijo el viernes una persona familiarizada con el tema.

Las funciones regulares de Bill White serán asumidas por otros ejecutivos dentro de la división de operaciones electrónicas, dijo la fuente, quien pidió no ser identificada debido a lo delicado de la situación. La decisión fue reportada previamente el viernes por el Wall Street Journal.

El fiscal general de Nueva York presentó esta semana una demanda por fraude de valores contra Barclays PLC, alegando que su plataforma alternativa LX Liquidity Cross, un tipo de sistema llamado "dark pool", ocultó información a los inversores y dio una ventaja injusta a operadores de alta frecuencia en detrimento de los propios clientes del banco.

Se trata del caso de más alto perfil presentado por el fiscal, que se suma a los esfuerzos para asegurar que los operadores no perjudiquen a los inversores en mercados financieros cada vez más automatizados.

Las "dark pools" permiten que grandes bloques de acciones sean transados anónimamente sin informar públicamente al mercado hasta que la operación se completa.

Eso minimiza el riesgo de que el precio se mueva en desventaja de un inversor si el mercado se entera de la operación antes de que sea ejecutada.

Barclays también contrató a la firma WilmerHale para que ayude al banco a defenderse de las acusaciones, según personas cercanas al asunto.

Entre los abogados que trabajan para Barclays se encuentra Matthew Martens, un ex fiscal de la Comisión de Valores y Seguros que quizás es más conocido por haber liderado a la SEC en un caso de fraude de alto perfil contra el ex vicepresidente de Goldman Sachs, Fabrice Tourre, dijeron las fuentes. (Información de John McCrank. Traducido por la mesa de Santiago de Chile, editado por Tomás Cobos)