ACTUALIZA 1-FROB dice no hay planes para vender más acciones de Bankia a corto plazo

martes 24 de junio de 2014 13:02 CEST
 

(Añade citas y antecedentes)

MADRID, 24 jun (Reuters) - El presidente del estatal FROB, Fernando Restoy, dijo el martes que no hay planes para realizar una nueva venta parcial de su participación en Bankia a corto plazo, después de que el pasado mes de febrero vendiese una participación del 7,5 por ciento entre inversores institucionales.

"Tras la desinversión parcial, la participación de BFA en Bankia se redujo del 68,395 por ciento al 60,89 por ciento, no existiendo en estos momentos planes para realizar una nueva desinversión en el corto plazo", afirmó Restoy en una comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria podía realizar una nueva desinversión en la entidad una vez transcurrido el periodo de 'lock up' tras la venta de febrero, lo que había desatado especulaciones en algunos medios sobre una posible venta adicional más o menos inmediata.

"En este momento las valoraciones que tenemos nos aconsejan esperar para seguir con nuestra estrategia de mejorar retorno para el contribuyente", dijo Restoy en su turno de réplica a los diputados.

El también subgobernador del Banco de España manifestó además que "las mayores oportunidades de recuperar (parte)" de las ayudas de 41.300 millones de euros que Europa otorgó al Gobierno para sanear a la banca "pasan por la desinversión de Bankia".

La colocación del pasado tres de marzo se realizó a un precio de 1,51 euros por acción aprovechando la escalada bursátil del valor. Actualmente, los títulos de la nacionalizada se cambian a 1,458 euros.

"La operación (de venta de BFA-Bankia) no tiene, en principio, repercusiones ni sobre el déficit ni sobre la deuda pública. No obstante, en el momento en que BFA reparta dividendo a su accionista o amortice capital, la operación podrá tener una repercusión indirecta positiva sobre el volumen de deuda pública en la medida en que el efectivo obtenido podría utilizarse para amortizar pasivos o reducir necesidades de emisión de nuevos títulos de deuda", explicó Restoy.

El Estado tiene en principio hasta 2017 para vender. (Información de Jesús Aguado, editado por Carlos Ruano)