Obama quiere que sus hijas prueben lo que es vivir con el sueldo mínimo

domingo 22 de junio de 2014 13:12 CEST
 

Por Roberta Rampton

WASHINGTON, 21 jun (Reuters) - El presidente estadounidense Barack Obama, al igual que su esposa Michelle, trabajó con un salario mínimo antes de acabar sus estudios de derecho: una experiencia vital y de moldeamiento del carácter que desean para sus hijas.

El presidente sirvió helado en Baskin-Robbins, atendió mesas en un geriátrico e incluso trabajó como pintor. La primera dama trabajó en una empresa de encuadernación.

"Creo que cualquier joven necesita probar un poco de lo que significa el verdadero trabajo duro", dijo Michelle Obama en una entrevista para la revista Parade, que se publica el domingo.

"Estamos buscando oportunidades para que ellas sientan que ir a trabajar y recibir la paga no siempre es divertido, no siempre es estimulante y no siempre es justo", dijo el presidente. "Pero eso es lo que tiene que padecer la mayoría de las personas cada día".

La pareja presidencial se ha esforzado por mantener a sus hijas Malia, de 16 años, y Sasha, de 13, alejadas de la opinión pública durante su estancia en la Casa Blanca. Malia fue vista recientemente en el set de un programa de televisión del canal estadounidense CBS trabajando como asistente de producción por un día.

Los Obama hicieron la entrevista para promover la cumbre que celebrará la Casa Blanca el lunes para discutir las políticas para ayudar a las familias trabajadoras.

"Hay estructuras que pueden ayudar a familias como el cuidado de los niños, salud pública y la escolarización que podrían tener un gran impacto en la vida de la gente", dijo Obama en la entrevista.

Este año, Obama ha intentado centrarse en asuntos como asegurar un pago igualitario para las mujeres, expandir la educación infantil e incrementar el salario mínimo. Estos asuntos no han conseguido mucha fuerza en el Congreso todavía, pero sí resuenan entre los votantes demócratas.   Continuación...