Constancio del BCE ve poca probabilidad de largo periodo de precios bajos

jueves 19 de junio de 2014 18:05 CEST
 

ATENAS, 19 jun (Reuters) - Un prolongado periodo de baja inflación sería perjudicial para la zona euro, pero sigue siendo un escenario improbable, según declaraciones preparadas del vicepresidente del Banco Central Europeo, Vitor Constancio.

En el texto de un discurso que ofrecerá el jueves en una conferencia en Atenas, Constancio reitera que el BCE está listo para adoptar medidas a fin de evitar ese escenario, y que su respuesta incluiría un extenso programa de compra de activos.

"El BCE no ha dejado dudas sobre su determinación de evitar cualquier tendencia a la baja en torno a la inflación en la zona euro (...) la respuesta política involucraría un extenso programa de compra de activos", agregó Constancio en el texto.

A diferencia de otros importantes bancos centrales, el BCE hasta el momento no ha lanzado medidas de estímulo monetario a través de un programa de compra de activos, aunque ha sostenido que lo haría de ser necesario.

Al evaluar el impacto de las medidas de alivio cuantitativo adoptadas por otros bancos centrales como la Reserva Federal de Estados Unidos, Constancio dijo el jueves que éstas no aceleran la inflación, como temen los críticos.

"Las preocupaciones expresadas por varios economistas y la prensa de que un incremento extraordinario en la base monetaria en muchos países llevaría a significativas tasas de inflación, nunca se materializaron", dijo Constancio.

El BCE redujo este mes sus tipos de interés a mínimos récord, lanzó una serie de medidas para inyectar dinero a la debilitada economía de la zona euro y prometió hacer más de ser necesario para combatir el riesgo de una deflación al estilo de Japón.

Constancio dijo el jueves que las medidas del BCE ya están teniendo un impacto. "Los precios de los mercados financieros se han ajustado para reflejar las decisiones del BCE a principios de junio", sostuvo, al destacar una caída de 10 puntos básicos en los tipos de interés a corto plazo y una depreciación del euro del 2,5 por ciento.

Un prolongado periodo de baja inflación perjudicaría a la zona euro debido a que aumentaría el valor real de la deuda de sus estados miembros, puntualizó. (Información de George Georgiopoulos y Harry Papachristou. Traducido por Maria Cecilia Mora. Editado por Luis Azuaje) ((george.georgiopoulos@thomsonreuters.com)(Reuters Messaging:)(george.georgiopoulos.thomsonreuters.com@reuters.net) )