ACTUALIZA 1-España aprueba normas para encauzar el déficit eléctrico

viernes 6 de junio de 2014 16:48 CEST
 

* Aprueba decreto para agilizar colocaciones del déficit tarifario

* Invertirá casi 1.000 mlns en mejorar red eléctrica (Añade detalles, antecedentes)

Por Jose Elías Rodríguez

MADRID, 29 may (Reuters) - Casi un año después de lanzar la reforma energética para taponar el colosal déficit de la tarifa eléctrica, el Gobierno español aprobó el viernes varias normas que regularán la producción de energías renovables y darán un nuevo impulso al programa para titulizar la deuda que los consumidores españoles aún tienen pendiente con las principales eléctricas del país.

Además, el Ministerio de Industria aprobó inversiones en la red de transporte eléctrico por cerca de 1.000 millones de euros que entre otras cosas se destinarán a mejorar la interconexión con los sistemas extrapeninsulares.

El real decreto de renovables, aprobado el viernes por el Consejo de Ministros tras pasar los filtros del regulador y del Consejo de Estado, consagrará -junto con una orden ministerial que fijará los parámetros para cada instalación- la nueva retribución de las energías verdes a partir del concepto de "rentabilidad razonable" con ahorros estimados de casi 1.500 millones de euros este año.

"Entre 1998 y 2013, las primas a las instalaciones de energía renovables, cogeneración y residuos supusieron más de 56.000 millones de euros que todos los consumidores hemos pagado", dijo el ministro de Industria, José Manuel Soria, en la rueda de prensa posterior al consejo, para justificar una norma que recortará la retribución de estas instalaciones.

Soria añadió que uno de los objetivos del decreto es dar estabilidad regulatoria y certidumbre a los inversores, aunque estos últimos, principalmente los extranjeros, ya han tomado acciones legales ante instancias internacionales contra el nuevo marco retributivo incluso antes del visto bueno final del Ejecutivo.

Con la nueva normativa, las instalaciones se verán remuneradas en función de la vida útil del proyecto y el pago estará referenciado al interés de la deuda española a 10 años más un diferencial, fijando un máximo del 6,5 por ciento para las instalaciones renovables y del 7,5 por ciento para las de biomasa.   Continuación...