El golpe en Tailandia hace subir el consumo de datos en móviles

viernes 6 de junio de 2014 15:00 CEST
 

Por Khettiya Jittapong y Manunphattr Dhanananphorn

BANGKOK, 6 jun (Reuters) - El uso de datos en móviles en Tailandia ha crecido fuertemente desde el golpe de Estado del mes pasado, ya que los tailandeses han optado por utilizar Internet para obtener información fiable, lo que supone una impulso para los operadores, afectados hasta ahora por un consumo muy débil.

El uso de datos saltó especialmente el día del golpe, el 22 de mayo, y al día siguiente, pero permanece elevado mientras los militares parecen dar marcha atrás en sus amenazas de restringir los medios sociales.

La perspectiva para los operadores móviles tailandeses mejorará aún más en el segundo semestre, a medida que la junta militar que dirige el país aplica las reformas económicas para recuperar la confianza después de meses de inestabilidad política, según analistas.

Yingluck Shinawatra fue primera ministra hasta el 7 de mayo, cuando un tribunal la declaró culpable de abuso de poder y dejó el cargo. Las Fuerzas Armadas derrocaron el resto del Gobierno el 22 de mayo, diciendo que necesitaba restaurar el orden después de que los estallidos de protestas con muertos desde noviembre acercaran al país a la recesión.

Casi todos los tailandeses tienen un teléfono móvil en Tailandia, y los servicios de datos están impulsando el crecimiento de los ingresos para los operadores, en un momento en el que los ingresos de los servicios de voz se han frenado.

Casi 40 millones de móviles se utilizan para acceder a Internet, y muchos usuarios están optando por hablar a través de medios sociales y aplicaciones de mensajería en lugar de con llamadas telefónicas.

Facebook es el medio social más popular en Tailandia con 24 millones de usuarios, y 21 millones acceden a la red con sus móviles. El servicio de mensajería instantánea Line tiene unos 24 millones de usuarios en el país, su segundo mayor mercado después de Japón. (Información adicional de Viparat Jantraprap; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)