6 de junio de 2014 / 6:03 / hace 3 años

Una investigación en GM habla de negligencia en un fallo de seguridad

Por Ben Klayman

WARREN, EEUU, 6 jun (Reuters) - General Motors emitió un informe el jueves sobre cómo durante 11 años ignoró un defecto en el mecanismo de encendido de sus vehículos relacionado con al menos 13 muertes, pero culpó a los que el informe calificó de empleados incompetentes de bajo nivel, sin tocar a los altos cargos.

El informe, que será presentado ante varios comités del Congreso, habla de fallos en los ingenieros, entre ellos no entender "cómo se fabrica el coche". Mientras, según el documento de 325 páginas, no se informó a los altos cargos.

La consejera delegada, Mary Barra, dijo que 15 empleados que se ha hallado que "actuaron inadecuadamente" han sido despedidos, sin dar sus nombres, aunque agregó que más de la mitad estaban en puestos senior o ejecutivos.

En febrero, GM empezó a retirar vehículos para ser reparados. Hasta ahora se han identificado 2,6 millones de coches. Esta medida, junto con otras anunciadas por la empresa este año, le han costado unos 1.700 millones de dólares hasta ahora.

En 2011, abogados externos advirtieron al departamento legal de GM que tenía que actuar, según el informe.

La investigación interna proporciona una oportunidad poco habitual para ver cómo funciona una de las mayores automotrices del mundo y afirma que GM tuvo durante mucho tiempo una cultura corporativa en la que nadie asumía la responsabilidad por los problemas.

"Todo el mundo asiente de acuerdo a un plan de acción propuesto, pero luego deja la sala y no hace nada", dijo al hablar de esa cultura Barra, que lleva cinco meses en el cargo.

Ante casi 1.000 empleados en el centro técnico de la firma en Warren, Michigan, Barra habló de por qué se tardó más de una década en llamar a revisión los vehículos con el fallo de seguridad y anunció la creación de un fondo de compensación para las víctimas.

La ejecutiva observó un patrón de "incompetencia y negligencia" que atribuyó a "individuos" que no "entregaron fragmentos críticos de información" sobre los mecanismos de ignición. Agregó además que "no hubo una conspiración por parte de la corporación para encubrir los hechos".

Más aún, Barra dijo que la investigación interna "no halló pruebas de que ningún empleado haya cambiado seguridad por costes" al fracasar a la hora de abordar el problema de seguridad.

Se espera que tras la investigación interna de General Motors el Congreso estadounidense anuncie una nueva ronda de vistas pronto.

La decisión de absolver de culpas a altos cargos dio pie a fuertes críticas.

"¿Cómo arreglas realmente una cultura de descuidos y encubrimientos sin cortar la cabeza de la serpiente?", dijo Robert Hilliard, abogado de la parte demandante en una acción legal contra GM vinculada al fallo en los mecanismos de ignición. (Información adicional de Paul Lienert en Detroit y Marilyn Thompson en Washington; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below