Rousseff dice no saber por qué la economía brasileña crece tan lento

miércoles 4 de junio de 2014 08:47 CEST
 

Por Brian Winter

BRASILIA, 4 jun (Reuters) - La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo el martes que no puede explicar plenamente por qué la economía está creciendo tan lentamente, atribuyendo los problemas al "ánimo adverso" de los mercados hacia el país anfitrión de la Copa Mundial en lugar de una necesidad urgente de reformas.

En una inusual entrevista de casi tres horas con periodistas internacionales, Rousseff se mostró bastante satisfecha con el rumbo de su Gobierno izquierdista a medio año de las elecciones de octubre en las que tratará de lograr la reelección, aunque Brasil se encuentra bajo un foco de atención crítico antes del torneo de fútbol que comienza el 12 de junio.

La economía de Brasil ha promediado un crecimiento de sólo un 2 por ciento desde que la exguerrillera marxista llegó al poder en 2011, aproximadamente la mitad del ritmo que convirtió al país en el favorito de Wall Street en la última década.

Muchos inversores y empresarios dicen que se necesitan reformas impositivas y laborales para desbloquear una nueva era de crecimiento.

Pero Rousseff, hablando en el palacio presidencial, dijo que las condiciones nacionales ya están maduras para un crecimiento saludable y pareció restar importancia a la necesidad de importantes cambios económicos si es reelegida para un segundo mandato.

"No se puede explicar por qué Brasil no está creciendo más rápido", dijo. "Todas las condiciones apuntan no sólo a un crecimiento en Brasil, sino a un buen crecimiento".

"Parece que hay un estado de ánimo adverso hacia Brasil hoy", declaró. "No sé por qué".

Consultada sobre la posibilidad de reformas en un segundo mandato, sostuvo que ha rebajado muchos impuestos desde que está en el cargo pero dijo que se requiere un consenso pleno en el Congreso para hacer una reforma más amplia del código fiscal.   Continuación...