30 de mayo de 2014 / 20:13 / hace 3 años

Noruega rechaza una apelación de Greenpeace contra perforar en el Ártico

* Greenpeace promete continuar bloqueando plataforma de perforación

* Statoil dice retraso cuesta 930.000 euros diarios

* Hielo ártico retrocede y abre nuevas zonas a perforación

OSLO, 30 may (Reuters) - Noruega ha dado a Statoil el visto bueno para empezar a perforar el pozo petrolero más al norte del mundo, en el mar de Barents, en el Ártico, al rechazar una apelación del grupo ecologista Greenpeace para bloquear la exploración.

La perforación petrolera en Noruega se está desplazando cada vez más al norte a medida que se agotan los campos más maduros en el sur y el hielo ártico retrocede, abriendo nuevas áreas que previamente estaban inaccesibles.

Estimaciones de Estados Unidos muestran que el Ártico podría contener el 13 por ciento de las reservas mundiales de petróleo sin descubrir y el 30 por ciento de las de gas.

El viernes, un portavoz del Ministerio del Clima y del Medio Ambiente confirmó un comunicado de Statoil de que ha rechazado la apelación de Greenpeace y la perforación seguirá adelante.

Greenpeace argumentaba que los planes de Statoil suponen una amenaza para la isla deshabitada de los Osos, un santuario de animales en libertad en el que viven especies como osos polares, puesto que un vertido podría ser casi imposible de limpiar ante las duras condiciones del Ártico.

Statoil ha descartado este argumento y sostiene que las probabilidades de un vertido son muy bajas, y que de que llegara cerca de la isla, que se encuentra a unos 170 kilómetros del lugar de perforación, serían extremadamente bajas.

“Statoil, por tanto, tiene permiso para llevar las operaciones de perforación como estaba planeado, incluyendo la perforación en capas con petróleo”, dijo la compañía bajo control estatal.

“Nuestra prioridad es tener una operación segura sin ningún daño para la gente o el medio ambiente”, dijo Irene Rummelhoff, vicepresidente senior de Statoil para exploración en la plataforma continental noruega.

Greenpeace, que califica a Statoil de “agresor del Ártico”, dijo que seguirá bloqueando el lugar de perforación con su buque Esperanza después de que la policía noruega desalojara a siete miembros de la ONG de la plataforma Spitsbergen de Transocean .

“Seguiremos con nuestra ocupación legal del lugar de perforación. No hemos recibido ninguna petición de las autoridades para irnos, así que consideramos que es legal”, dijo a Reuters Truls Gulowsen, de Greenpeace.

La empresa dice que los retrasos en el inicio de la perforación le cuestan unos 7,5 millones de coronas (unos 930.000 dólares) diarios.

El Ministerio noruego de Petróleo y Energía declaró una zona de seguridad en torno al lugar para parar el bloqueo, pero Greenpeace dijo que sus abogados han apelado la decisión.

Los activistas desalojados de la plataforma - procedentes de Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suecia y Filipinas - fueron puestos en libertad sin cargos y todos están bien, agregó Gulowsen.

Este verano, Statoil planea perforar tres pozos en la zona de Hoop, a unos 300 km de tierra firme. (Información de Nerijus Adomaitis; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below