El español que denunció a Google, contento por los avances de la compañía

viernes 30 de mayo de 2014 17:34 CEST
 

Por Robert Hetz

MADRID, 30 may (Reuters) - Mario Costeja, el abogado y calígrafo de 58 años que luchó contra Google en los tribunales para conseguir que la información personal obsoleta se elimine de las búsquedas de Internet, dijo el viernes que estaba contento con los nuevos pasos que estaba dando la compañía para proteger la privacidad.

El gigante de Internet Google, que procesa más de del 90 por ciento de todas las búsquedas en la red en Europa, dijo el jueves que la gente podría usar un nuevo formulario en la web para pedir que la información que considerasen molesta fuera eliminada de los resultados de búsqueda.

"Quiero felicitar a Google porque ha tomado una decisión que humaniza una herramienta que puede ser ahora considerada perfecta", dijo Costeja, nacido en Galicia.

Hace seis años inició lo que se convirtió en una relevante acción legal contra Google después de que alguien le dijera que había información en Internet que decía que su casa estaba embargada por una deuda fiscal.

Costeja pidió a Google que retirara la información porque la casa se había vendido años atrás y el había pagado sus impuestos.

"Google en España me pidió que yo mismo me dirigiese a la sede en EEUU, pero me pareció demasiado lejos y difícil enviar una queja a EEUU, por lo que pedí a la Agencia de Protección de Datos en España su ayuda. Me dijeron que tenía razón y el caso fue a los tribunales", dijo Costeja a Reuters en una entrevista telefónica.

Los tribunales españoles pidieron opinión sobre el caso al alto tribunal de la Unión Europea en Luxemburgo. Este mes, el tribunal de la UE ratificó "el derecho a ser olvidados" de los ciudadanos.

Costeja, nacido en años 50 durante la dictadura franquista, dijo que había luchado por la libertad de expresión y contra los regímenes totalitarios toda su vida.   Continuación...