Cae el gasto de consumidores y producción industrial de Japón

viernes 30 de mayo de 2014 07:42 CEST
 

Por Tetsushi Kajimoto y Stanley White

TOKIO, 30 may (Reuters) - El gasto de las familias de Japón sufrió en abril su mayor descenso en tres años, en una señal de que el consumo podría tardar en recuperarse después de un aumento del impuesto a las ventas a nivel nacional, lo que generó preguntas sobre el ritmo de la recuperación económica.

La producción industrial cayó más que lo previsto en abril, debido a que las compañías redujeron su productividad para evitar un aumento de sus inventarios debido al menor gasto previsto como consecuencia del aumento del impuesto a las ventas.

Responsable del Banco de Japón (BOJ, por sus siglas en inglés) dijo que confía en que el gasto se recuperará rápido, debido a que el mercado laboral sigue siendo ajustado, pero el descenso mayor a lo esperado del consumo en abril y una desaceleración de la actividad industrial podrían aumentar las posibilidades de nuevas medidas de política monetaria.

"El gasto se recuperará respecto de mayo, pero las ventas de bienes duraderos parecen débiles y esto podría ser un peso sobre el consumo general", dijo Hidenobu Tokuda, economista de Mizuho Research Institute.

"El Gobierno puede permitirse dejar que el gasto de su paquete de estímulo se termine. El BOJ no necesita actuar ahora, pero necesita seguir atento a la situación", agregó.

El gasto de las familias japonesas cayó un 4,6 por ciento en abril respecto al año previo, más que la estimación promedio del mercado de un descenso anual de un 3,2 por ciento, eso representa su mayor descenso anual desde marzo del 2011, cuando un potente terremoto provocó un desastre nuclear.

Comparado con el mes anterior, el gasto cayó en un 13,3 por ciento récord en abril, más que la baja de un 13,0 por ciento prevista por economistas.

Datos del Gobierno publicados con las nuevas cifras muestran que el gasto de las familias cayó más después del aumento del impuesto a las ventas el 1 de abril que cuando se impuso el impuesto de un 3 por ciento en 1989, y que cuando fue elevado a un 5 por ciento en 1997.

Tanto en 1989 y en 1997 el gasto permaneció estable después de que el impuesto se impuso y luego se aumentó.

Las manufactureras consultadas por el Ministerio de Economía, Comercio e Industria esperan que la producción aumente un 1,7 por ciento en mayo y una baja de un 2,0 por ciento en junio. El ministerio rebajó su evaluación de la producción, diciendo que se está estabilizando como tendencia. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)