El Frente Nacional francés es "fascista y extremista", dice Schäuble

martes 27 de mayo de 2014 17:21 CEST
 

BERLÍN, 27 may (Reuters) - El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, calificó el martes de fascista y extremista al Frente Nacional francés después de que el partido euroescéptico y antiinmigración sacudiese Europa al ser primero en las elecciones al Parlamento Europeo en Francia.

La victoria del partido liderado por Marine Le Pen ha formado parte de un ascenso más amplio en Europa de los partidos antieuropeos que dejaron al bloque de 28 países lamiéndose las heridas. Los partidos antisistema de izquierda también realizaron avances.

En Francia, el Frente Nacional no sólo ganó por primera vez una votación a nivel nacional, sino que dejó a los socialistas en el Gobierno en el tercer puesto, lo que llevó a que el primer ministro Manuel Valls hablase de un "terremoto" político.

"No sólo a nuestros colegas franceses, tenemos que (preguntarnos a nosotros mismos) qué errores hemos cometido si una cuarta parte del electorado (francés) votó a favor (...) de un partido no sólo de derecha, sino un partido fascista y extremista", dijo Schäuble en inglés durante una conferencia en Berlín.

Le Pen ha buscado eliminar la reputación extremista de su partido desde que tomó las riendas de su padre en 2011. Hizo una campaña por un mayor control fronterizo, la hostilidad contra el euro y el rechazo de un plan de acuerdo de libre comercio entre la UE y Estados Unidos. Su partido se autodenomina como "patriótico" y rechaza la etiqueta de extrema derecha.

Su padre, Jean-Marie Le Pen, describió una vez las cámaras de gas nazis como un "detalle de la historia" y la propia Le Pen también ha sido acusada de incitar al odio racial por comparar los rezos musulmanes públicos con la ocupación de la Alemania nazi en Francia.

Ha dicho que donde se ha encontrado racismo dentro de la formación, se ha castigado.

Francia es miembro fundador de la Unión Europea, pero los votantes están cada vez más desencantados con las políticas de libre comercio y de apertura de fronteras del bloque en los últimos años, rechazando una propuesta de constitución de la UE en un referéndum en 2005.

"(Europa) no es posible sin Italia y ciertamente no es posible sin Francia", dijo Schäuble.

El conservador alemán no es ajeno a la polémica política. Este año comparó los movimientos de Rusia contra Ucrania a la agresión de Adolf Hitler en 1938 que llevó a la anexión de las regiones de Checoslovaquia que hablaban alemán.

Como reacción al triunfo de la extrema derecha en el voto del domingo, el presidente francés François Hollande prometió el lunes continuar con las reformas en el país y dijo que la UE tenía que cambiar de rumbo, diciendo que los votantes sentían que Europa no les protegía. (Información de Annika Breidthardt en Berlín y Mark John en París; Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)