China presiona a los bancos para retirar servidores de IBM - Bloomberg

martes 27 de mayo de 2014 10:52 CEST
 

27 may (Reuters) - El Gobierno chino está presionando a los bancos locales para retirar servidores de alta capacidad fabricados por International Business Machines y sustituirlos por una marca local, el último paso de Pekín tras las acusaciones de espionaje de Estados Unidos, informó Bloomberg el martes.

La noticia llega un día después de que China acusara a Estados Unidos de un ciberseguimiento "sin escrúpulos" que incluía ataques informáticos a gran escala contra el Gobierno chino y compañías chinas.

Organismos gubernamentales, entre ellos el Banco Popular de China y el Ministerio de Finanzas, están revisando si la dependencia que los bancos comerciales tienen de los servidores de IBM compromete la seguridad financiera del país, dijo la información, citando fuentes familiarizadas con el tema (r.reuters.com/dyf69v).

Un portavoz de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo dijo que el principal planificador económico del país no había dicho a las compañías que cambiaran sus servidores IBM, ni recibido órdenes de las altas esferas del Gobierno para ello.

No fue posible contactar de inmediato con IBM para obtener comentarios.

El banco central y el Ministerio de Finanzas no respondieron de inmediato cuando fueron contactados por Reuters.

Los resultados de la evaluación gubernamental serán remitidos a un grupo de trabajo sobre seguridad en Internet presidido por el presidente chino Xi Jinping, informó Bloomberg.

Fuentes de los "cuatro grandes" bancos estatales dijeron que no tenían conocimiento de la supuesta presión para llevar a cabo un cambio tecnológico, afirmando que cualquier sustitución de los sistemas bancarios no es una labor fácil.

"No hemos escuchado nada sobre la orden", dijo un responsable oficial en uno de los departamentos de tecnología de la información del banco, declinando ser identificado porque no está autorizado a hablar con los medios. (Información de Xie Heng, Kang Xize, Koh Gui Qing y Aileen Wang en Pekín, Bi Xiaowen en Hong Kong y Arnab Sen en Bangalore; Escrito por Kazunori Takada; Traducido por Inmaculada Sanz)