La industria del perfume se prepara para las nuevas normas de la UE

domingo 25 de mayo de 2014 10:23 CEST
 

Por Astrid Wendlandt y Pascale Denis

PARÍS, 25 may (Reuters) - La industria del perfume, que mueve 31.000 millones de dólares al año, se prepara para las normas más estrictas que adoptará la Unión Europea a final de año, que incluirá prohibiciones de ingredientes y exigencias de etiquetado para proteger a los consumidores frente a las alergias.

Las normas obligarán a los fabricantes de perfumes a reformular muchos de sus aromas y a cambiar el empaquetado de sus productos, llevando a costes extra que los fabricantes pequeños tendrán más dificultades para cumplir que los grandes como Chanel.

Sin embargo, no reducirán drásticamente, como se pensaba, las concentraciones de ingredientes naturales clave, una propuesta destinada al 1-3 por ciento de la población que podría ser alérgico.

En 2012, un informe regulatorio había recomendado limitar el uso de 12 ingredientes, considerados los pilares de la industria de perfumes de lujo, como el citral, que se encuentra en los aceites de limón y naranja; el cumarú, hallado en las habas de la tonka tropical; y el eugenol, presente en el aceite de rosa.

"Entendemos que las reducciones drásticas en las concentraciones autorizadas de estos ingredientes hubieran supuesto importantes interrupciones para la industria", dijo David Hudson, portavoz de política de consumo en la Comisión Europea.

Pero las nuevas regulaciones prohibirán tres de esos doce ingredientes e investigarán qué niveles de concentración pueden considerarse seguros - protegiendo a los consumidores del desarrollo de alergias en el tiempo - para los nueve restantes.

"Si prohibimos el citral de los perfumes, algunos de cuyos elementos son alérgenos, deberíamos prohibir el zumo de naranja. Es absurdo. No deberíamos prohibir la naturaleza, sólo aprender a cómo vivir con ella", dijo Frederic Malle, que fundó la firma francesa de perfumes de lujo Editions de Parfums Frederic Malle.

La Comisión tiene previsto prohibir, en su forma original, el musgo de árbol y el musgo de roble, que proporcionan notas de madera que dan a los perfumes profundidad y que hacen que los aromas duren.   Continuación...