La debacle en un encargo de trenes encoleriza a sindicatos franceses

miércoles 21 de mayo de 2014 16:31 CEST
 

PARÍS, 21 may (Reuters) - El principal sindicato francés del ferrocarril denunció el miércoles un encargo erróneo de cientos de trenes demasiado anchos para entrar en muchas estaciones como prueba de los peligros de la desregulación, adueñándose del costoso error en vísperas de una protesta antiliberalización en París.

CGT, el principal de los tres sindicatos que respaldan la protesta del jueves, dijo que la orden nunca se habría producido si la empresa estatal de ferrocarril no se hubiera dividido en dos en un paso preliminar hacia la privatización.

"Esta saga sólo sería una farsa de vodevil si no fuera por el hecho de que es resultado de la división", dijo el sindicato en un comunicado, en referencia a la decisión que se remonta a 1997 de dividir el ente de los ferrocarriles en dos grupos - el operador de servicios ferroviarios SNCF y RFF, que está al mando de la infraestructura ferroviaria.

La noticia del error se conoció el martes cuando la RFF admitió una confusión por la cual dio las medidas de los andenes de SNCF que funcionaban para estaciones de tren construidas hace menos de 30 años.

La mayor parte de las 1.200 estaciones de tren están más cercanas a los 50 años y se prevé que los trabajos de adaptación en los andenes para permitir la entrada de los nuevos trenes cueste decenas de millones de euros.

Puesto que los costes presupuestarios están elevando la tensión entre el Gobierno central y las autoridades locales, la confusión fue calificada por la ministra de Medio Ambiente, Ségolène Royal, como un error "estúpido" que no debería ser facturado a las autoridades regionales, a quienes les preocupa que ahora sean necesarias obras de reparación.

El CGT, el mayor sindicato de SNCF, está organizando una protesta en París el jueves con otros dos sindicatos en protesta contra los planes del Gobierno, que temen llevarán a una liberalización acelerada del sector ferroviario. (Información de Gerard Bon y Brian Love. Traducido por Emma Pinedo)