Tecnológicas de EEUU temen la respuesta de China a la acusación de ciberespionaje

martes 20 de mayo de 2014 15:33 CEST
 

Por Michael Martina y Matthew Miller

PEKÍN/SHANGHAI, 20 may (Reuters) - Las tecnológicas estadounidenses probablemente estén entre las compañías más afectadas por las tensas relaciones entre Pekín y Washington sobre la seguridad en Internet, después de que el Departamento de Justicia estadounidense acusase a cinco altos mandos militares de espionaje cibernético.

Los fabricantes de equipos y software como IBM o Cisco Systems ya han visto cómo caían sus cifras de ventas en China después de que el año pasado el antiguo analista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden acusase al Gobierno estadounidense de espionaje.

Ejecutivos y analistas de la industria dijeron que hacer negocios en China podría ahora volverse más difícil, aunque cualquier represalia china por las acusaciones podría no ser tan obvia.

"El caldo de cultivo en China para las compañías de tecnología estadounidenses no es muy bueno ahora, y esto no lo va a hacer mejor", dijo James McGregor, presidente de la compañía de asesoría APCO China.

"Pero si están perdiendo su propiedad intelectual por el pirateo cibernético probablemente vean está acción tan necesaria como preocupante".

Las ventas de IBM en China han bajado en un 20 por ciento o más durante más de tres trimestres seguidos, dijo en abril la compañía con sede en Nueva York. Cisco afirmó la semana pasada que su negocio en China bajó un 8 por ciento en el trimestre.

"Siempre hay riesgo de represalias en China", dijo una compañía que trabaja de cerca con empresas de tecnología en EEUU. "(Pero) el daño es tan general que ninguna compañía va a decir que el Gobierno (de EEUU) ha actuado de forma inapropiada".

En diciembre, Google, Microsoft y otras seis compañías de tecnología estadounidenses con presencia global pidieron una revisión de las prácticas y las leyes que limitan cómo el Gobierno recoge información entre crecientes preocupaciones sobre la vigilancia online.   Continuación...