Reglas militares merman la capacidad de EEUU de responder a ciberamenazas

martes 20 de mayo de 2014 08:20 CEST
 

Por Andrea Shalal

COLORADO SPRINGS, EEUU, 20 may (Reuters) - Expertos militares de Estados Unidos dijeron que las normas vigentes para realizar adquisiciones perjudican su capacidad para responder con rapidez a la cantidad cada vez mayor de ciberataques contra las redes informáticas y de armamento del país, y que se necesitan nuevos enfoques.

Kristina Harrington, jefa de la dirección de señales de inteligencia en la Oficina Nacional de Reconocimiento (NRO, por su sigla en inglés), dijo que los programas de adquisición suelen llevar dos años para iniciarse y ejecutarse, pero las amenazas cambiantes en el dominio cibernético exigen un enfoque diferente.

"El proceso actual de adquisiciones no es lo suficientemente rápido para seguir la velocidad (de las amenazas)", dijo Harrington en una conferencia de cibernética y espacio organizada por Space Foundation. "Dos años después es demasiado tarde en la industria cibernética", remarcó.

Harrington y otros oradores gubernamentales e industriales subrayaron su preocupación por los ataques cada vez más numerosos y sofisticados contra redes informáticas de Estados Unidos y dijo que el Pentágono está trabajando para reforzar la ciberseguridad.

Sus comentarios se produjeron el mismo día que el Gobierno de Estados Unidos acusó a cinco oficiales militares chinos de ataques informáticos contra firmas estadounidenses para robar secretos comerciales. Estas son las primeras acusaciones criminales por ataques informáticos presentadas por Washington contra personas extranjeras específicas.

Harrington dijo a la prensa después de su presentación que la NRO -que diseña, construye y opera satélites de espionaje para el Ejército y los servicios de inteligencia de Estados Unidos- está buscando el uso de contratos generales con una amplia gama de empresas que le darían más flexibilidad para ordenar trabajos específicos a medida que surjan amenazas.

Ella dijo que la agencia está enfocada históricamente en la compra, el despliegue y la operación de los mejores satélites en el mundo, pero que las redes de tierra utilizadas para operarlos necesitan más atención porque son cada vez más complejas y se han vuelto un objetivo cada vez mayor de ataques cibernéticos.

Harrington dijo que entiende que los legisladores deben supervisar cuidadosamente los programas de adquisiciones, pero dijo que los cambios rápidos en el mundo cibernético implican que el Gobierno necesita más flexibilidad para responder de la que ofrece el sistema actual.   Continuación...