J&J tantea discretamente la ciencia británica mientras Pfizer arrastra

miércoles 14 de mayo de 2014 14:25 CEST
 

Por Ben Hirschler

LONDRES, 14 may (Reuters) - Mientras las intenciones de Pfizer de comprar AstraZeneca causan indignación, otro gran grupo estadounidense está adoptando un camino mucho más discreto para asaltar el corazón de la biociencia británica desde una oficina sencilla cerca de Oxford Street en Londres.

El centro de innovación de biociencia de Johnson & Johnson , que abrió hace un año, representa una estrategia diferente al desarrollo de fármacos basado en crear redes y descubrir acuerdos pequeños, en vez de consolidación a través de una megafusión.

Su equipo, formado por dos docenas de científicos-negociadores que operan a la sombra del centro comercial de Debenhams, alcanzó 16 acuerdos el año pasdado para nuevos tratamientos prometedores de universidades y empresas de biotecnología en Reino Unido y el resto de Europa.

Otras farmacéuticas rivales también hacen un mayor énfasis en establecer acuerdos externos en las fases iniciales de los proyectos científicos, pero J&J ha ido más allá que la mayoría a la hora de descentralizar el proceso de toma de decisiones. Ha establecido oficinas similares para detectar talento en Shanghái, Boston y Menlo Park, California, en los últimos 12 meses.

"Otras empresas tienen dos o tres exploradores en ciertos países, pero tienen que llamar a la oficina central para tomar una decisión, lo que implica que salta de un comité a otro", dijo Patrick Verheyen, que dirige la operación de innovación de J&J en Londres.

Su equipo, por el contrario, tiene autonomía para llegar a acuerdos y supervisarlos hasta la fase de "poner a prueba un concepto": los ensayos clínicos.

Para muchos en la industria farmacéutica, esta estrategia representa el futuro, porque detectar proyectos científcios externos es vital si las grandes empresas quieren mantener el rápido desarrollo en ciencia básica y biotecnología.

Y deja a algunos analistas preguntándose si el intento de Pfizer de comprar AstraZeneca - en contra de la voluntad de la empresa británica - se centra en realidad en un descubrimiento de fármacos más eficaz o se trata de ahorrar impuestos y costes, como argumentan muchos críticos.   Continuación...