Infosys intenta evitar el éxodo de sus trabajadores

domingo 11 de mayo de 2014 11:53 CEST
 

Por Nivedita Bhattacharjee

BOMBAI, 11 may (Reuters) - Infosys, en su día un referente en la multimillonaria industria india de tecnología, está perdiendo su prestigio como empleador de una generación de jóvenes informáticos, con sus trabajadores marchándose a un ritmo sin precedentes mientras la compañía con sede en Bangalore trata de recuperar el terreno perdido frente a sus rivales.

Empleados actuales y antiguos de Infosys entrevistados por Reuters cuentan que su moral se ha visto afectada por una serie de salidas de veteranos gestores y por preocupaciones sobre sus perspectivas profesionales, mientras que los ingresos de la compañía y los incrementos salariales crecen a un menor ritmo que en el caso de sus competidores como Tata Consultancy Services (TCS).

La tasa anual de deserción en Infosys -el número de trabajadores que se marcha o se retira- llegó al 18,7 por ciento a finales de marzo, 2,4 puntos porcentuales más que el año anterior. Se trata de casi una quinta parte de la plantilla de la compañía de más de 160.000 personas. La tasa de deserción del líder del mercado TCS fue de un 11,3 por ciento.

La industria india de subcontratación de servicios se ha basado durante años en un ejército de graduados en ingeniería para construir la llamada "fortaleza de banquillo", clave para ganar nuevos contratos en una industria cada vez más competitiva.

Un "banquillo" fuerte señala a los posibles clientes que la firma puede asignar los técnicos suficientes a un nuevo proyecto. Esa señal es más débil cuando el número de trabajadores que dimiten aumenta hasta niveles incómodos. Tampoco ayuda a atraer a nuevos trabajadores del mundo de la informática. (Información adicional de Aradhana Aravindan; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)