Las sanciones a Rusia podrían golpear el crecimiento alemán - medio

viernes 9 de mayo de 2014 11:53 CEST
 

BERLÍN, 9 may (Reuters) - El crecimiento alemán podría reducirse en hasta 0,9 puntos porcentuales este año y 0,3 puntos en 2015 si la UE impone unas sanciones económicas más duras contra Rusia por sus acciones en Ucrania, dijo una revista alemana.

La información citaba la parte alemana de un estudio de la Comisión Europea en el que se preparaban los escenarios confidenciales para todos los 28 estados miembros de la UE mientras el bloque estudia cómo responder si los separatistas prorrusos evitan que Ucrania celebre unas elecciones presidenciales previstas para el 25 de mayo.

Las actuales previsiones de la Comisión para el crecimiento del PIB alemán son de un 1,6 por ciento en 2014 y un 2,0 por ciento en 2015. La información mencionada en la revista Stern dijo que las sanciones lastrarían esas cifras a la baja principalmente por el aumento de los precios de la energía.

La dependencia europea del gas ruso ha forzado a líderes como la canciller alemana, Angela Merkel, a medir sus amenazas sobre una dura acción contra Rusia con una cuidadosa retórica sobre la necesidad de que el presidente, Vladimir Putin, entre en el diálogo sobre Ucrania.

Sanciones como el bloqueo de las importaciones de bienes de lujo rusos como pieles o aumentar la lista de figuras políticas y empresariales sujetas a prohibiciones de visados ralentizaría el crecimiento alemán en un 0,1 puntos porcentuales este año y el siguiente, dijo Stern.

El peor escenario para la economía alemana sería una prohibición del petróleo y el gas rusos, así como de bienes de equipo y una congelación de los activos financieros rusos y del movimiento de capitales, dijo la información.

Esto tendría un gran impacto en los suministros de energía a Alemania, dijo, estimando que Alemania recibe un 46 por ciento de su gas y un 37 por ciento de su petróleo de Rusia y es aún es más dependiente en otras materias primas, como el cobre. (Información de Stephen Brown. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)