2 de mayo de 2014 / 6:34 / hace 3 años

El gasto de las familias en Japón alcanza máximos de 39 años

* Gasto familiar de marzo crece un 7,2 pct interanual

* Tasa de desempleo se mantiene en 3,6 pct, mínimo de 7 años

* Tasa de empleos disponibles sigue mejorando

Por Leika Kihara

TOKIO, 2 mayo (Reuters) - El gasto de las familias japonesas creció en marzo a su mayor ritmo anual en 39 años, debido a que los consumidores buscaron anticiparse al aumento de impuestos que comenzó en abril, preparando el escenario para una baja en el consumo que podría perjudicar al crecimiento económico en los próximos meses.

Otros factores, sin embargo, podrían ayudar a suavizar el golpe sobre el crecimiento, tras publicarse datos que mostraron que la tasa de desempleo se mantuvo estable en un mínimo de casi siete años y la disponibilidad de empleos siguió mejorando.

“El gasto de las familias fue mayor que lo esperado en marzo, apuntando a un crecimiento considerablemente alto en el consumo privado en el primer trimestre gracias a la demanda acumulada antes del aumento del impuesto a las ventas”, dijo Takeshi Minami, economista jefe de Norinchukin Research Institute.

“La baja de la demanda después del aumento de impuestos podría seguir dentro de las expectativas como lo afirman el Banco de Japón y el Gobierno. Pero necesitamos esperar para ver cómo se comporta el consumo en mayo y junio antes de emitir algún juicio”, agregó.

El gasto familiar subió un 7,2 por ciento en marzo respecto al año previo, superando por mucho una estimación promedio de un alza de un 1,0 por ciento. Fue el mayor aumento anual desde marzo de 1975.

El gasto familiar posiblemente caería en reacción al aumento de marzo, aunque los funcionarios esperan que una posible mejoría del mercado laboral y un alza de los salarios limiten los efectos del alza de impuestos.

La tasa de desempleo se mantuvo en un 3,6 por ciento en marzo, igualando las estimaciones del mercado, en un nivel que alcanzó en febrero y que no se veía desde julio del 2007.

Datos separados mostraron que la tasa de disponibilidad de empleos en relación con las demandas de empleo subió a un 1,07 desde un 1,05 en febrero, sobre la estimación promedio de analistas de un 1,06, igualando un máximo visto por última vez en junio de 2007, una año antes de que la crisis de Lehman provocara la debacle financiera total.

El aumento del impuesto nacional a las ventas -a un 8 por ciento desde un 5 por ciento- ha creado temores de que los consumidores no desembolsen mucho dinero, amenazando la recuperación económica que el primer ministro, Shinzo Abe, ha ideado con un agresivo a plan de estímulo económico y fiscal.

Sin embargo, la disminución del gasto en abril ha sido moderada, subrayando la opinión del Banco de Japón de que la economía puede soportar los problemas derivados del aumento de impuestos sin un estímulo monetario adicional.

Como muchos esperaban, el Banco de Japón mantuvo su compromiso de aumentar la base monetaria, a un ritmo anual de 60 billones a 70 billones de yenes (588.000 millones a 686.000 millones de dólares).

El banco central también proyectó que por primera vez en casi dos años la inflación superaría el 2 por ciento, subrayando su convicción de que el fin sostenible de la deflación está en el horizonte.

La economía de Japón se ha desacelerado desde la segunda mitad del año pasado, a medida que los efectos de las agresivas políticas de estímulo de Tokio se desvanecen, aunque economistas esperan que la recuperación gane fuerza más adelante este año. (Reporte adicional de Tetsushi Kajimoto; Editado en Madrid por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below