La policía holandesa aborda el barco de Greenpeace para impedir una protesta

jueves 1 de mayo de 2014 13:08 CEST
 

ROTTERDAM, Holanda, 1 may (Reuters) - La policía holandesa abordó el jueves el barco insignia de Greenpeace para impedir que los ecologistas bloquearan la llegada al puerto de Rotterdam del primer petróleo procedente de una nueva plataforma rusa en el Ártico.

El Rainbow Warrior llevaba como tripulantes a activistas que fueron detenidos el año pasado por Rusia en el Ártico, dijo el grupo. Greenpeace se opone a la extracción en el Ártico por el posible riesgo de una catástrofe en un ecosistema frágil.

La policía dijo que los activistas habían incumplido un acuerdo que habían cerrado con las autoridades portuarias de no interferir físicamente con el barco durante su protesta.

Un fotógrafo de Reuters dijo que los ecologistas habían desplegado carteles que decían "No al petróleo del Ártico" desde la embarcación rusa.

"El barco ruso es muy grande, unos 250 metros de eslora, y puede haber problemas de seguridad si intentas impedir que amarre", dijo el portavoz de la policía de Rotterdam, Roland Ekkers.

Añadió que los activistas quedaron retenidos en una habitación del Rainbow Warrior hasta su llegada a puerto, cuando el capitán fue arrestado. El carguero Mikhail Ulyanov entró en el puerto sin sufrir daños.

"El petróleo del Ártico representa una peligrosa forma de dependencia de los gigantes estatales de la energía de Rusia en un momento en el que deberíamos quedar libres de su influencia", dijo el director ejecutivo de Greenpeace, Kumi Naidoo, en un comunicado.

Las tensiones entre Rusia y Ucrania han llevado a muchos analistas a advertir de que Europa depende en exceso del gas ruso, y otros muchos dicen que la dependencia del continente respecto a la energía de Rusia hace demasiado costoso imponer sanciona al país. (Información de Michael Kooren; Escrito por Thomas Escritt; Traducido por Inmaculada Sanz en Madrid)