La Asamblea francesa aprueba un plan plurianual para reducir el déficit

martes 29 de abril de 2014 22:19 CEST
 

Por Alexandria Sage

PARÍS, 29 abr (Reuters) - Legisladores franceses votaron el martes a favor de un plan para ahorrar 50.000 millones de euros que tiene como objetivo que la segunda mayor economía de la eurozona pueda cumplir sus objetivos de reducción de déficit, pero la alta abstención destacó la división dentro de la mayoría socialista.

El "Programa de Estabilidad" 2015-2017 fue aprobado por 265 votos a favor y 232 en contra en la Asamblea Nacional, la cámara baja del Parlamento. El programa puede ser remitido ahora para su aprobación a la Comisión Europea, que ya ha concedido a Francia dos años más para rebajar su déficit por debajo de los límites establecidos por la Unión Europea.

"Es una votación decisiva que enfatiza profundamente el avance de nuestro país", dijo el primer ministro Manuel Valls al Parlamento antes de votar.

Sesenta y siete legisladores declinaron votar, incluyendo 41 socialistas, una tasa elevada que señala la resistencia existente mientras Valls intenta impulsar reformas para revivir la economía y estimular el crecimiento a la vez que cumple con el objetivo de reducción del déficit.

Las abstenciones de socialistas de produjeron incluso después de que Valls realizase concesiones de último momento para calmar las preocupaciones sobre que la congelación del gasto en bienestar recogida en el plan pudiese perjudicar a los más pobres del país.

Mientras que Los Verdes y la formación de izquierdas Front de Gauche votaron en su mayoría en contra del plan, el partido de centro UDI se abstuvo mayoritariamente. Algunos miembros del partido UMP de la oposición, que votó abrumadoramente en contra del plan, también se abstuvieron.

"Es un verdadero fracaso, un fisura real en la mayoría", dijo Christian Jacob, líder de los diputados de UMP.

Además de medidas drásticas sobre el gasto público, el plan de ahorro congela las pensiones y las prestaciones sociales durante un año, así como los salarios de los servicios civiles hasta 2017.

Pero los economistas son escépticos sobre si el plan permitirá al Gobierno socialista cumplir su objetivo de reducir el déficit público al tres por ciento de su producción para finales de 2015, y hay una oposición interna dentro del socialismo a cualquier plan de austeridad.

Los votantes han situado el índice de aprobación del presidente François Hollande en mínimos históricos por el lento crecimiento de la economía gala y su incapacidad para detener el aumento del desempleo. (Traducción de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)