La UE toma medidas para acabar con la guerra de patentes de 'smartphones'

martes 29 de abril de 2014 16:05 CEST
 

Por John O'Donnell

BRUSELAS, 29 abr (Reuters) - La Comisión Europea adoptó medidas el martes para frenar las agresivas disputas judiciales entre los fabricantes de teléfonos avanzados y tabletas acerca de la validez de sus patentes, dictaminando que Motorola Mobility infringió la legislación comunitaria al presentar una demanda en este sentido contra Apple.

En una sentencia dual, el regulador antimonopolio de la Unión Europea dijo que también había aceptado el compromiso de Samsung Electronics de dejar de exigir a sus rivales cláusulas que restringen su capacidad de retar las patentes de Samsung si habían firmado un acuerdo de licencia de teléfonos avanzados o tabletas con el fabricante de terminales coreano.

La histórica resolución ayudará a poner final a la larga enemistad que enfrente a los fabricantes de dispositivos móviles y a una serie de acciones legales contra rivales que presuntamente habían copiado sus diseños.

Ninguna multa le será impuesta a Motorola, la división de telefonía móvil de Google.

Sin embargo, la Comisión dijo que era abusivo que Motorola solicitase una medida cautelar contra Apple en Alemania que prohibía a Apple a poner en cuestión la validez de una patente "esencial" que Motorola estaba dispuesta a comercializar.

También ordenó que Motorola resolviese la disputa con Apple en un proceso de arbitraje, sin acciones legales.

"Las llamadas guerras de patentes de 'smartphones' no deberían realizarse a costa de los consumidores", dijo Joaquín Almunia, el comisario europeo al frente de la lucha contra los monopolios.

"Al igual que los titulares de las patentes deberían ser justamente remunerados por el uso de su propiedad intelectual, los que acepten tales criterios deberían tener acceso a la tecnología bajo unos términos justos, razonables y no discriminatorios".

La guerra de patentes entre las compañías tecnológicas, que incluyen a Microsoft, Nokia y otros rivales más pequeños, ponen en relieve la feroz batalla por la cuota de mercado en la lucrativa industria de los teléfonos móviles.

Los principales fabricantes de teléfonos avanzados, Samsung y Apple, se están demandando el uno al otro en más de diez países. (Información de John O'Donnell,; Información adicional de Jan Strupczewski,; Traducido por Francisco Pazos.)