Japón reestructura su fondo de pensiones públicas, el más grande del mundo

martes 22 de abril de 2014 08:47 CEST
 

Por Chikafumi Hodo y Takaya Yamaguchi

TOKIO, 22 abr (Reuters) - Japón reestructuró el martes el fondo de pensiones públicas más grande del mundo al nombrar nuevos miembros de su comité, con lo que busca avanzar hacia la meta del primer ministro Shinzo Abe de una estrategia de inversión más enérgica.

El Gobierno anunció una reorganización del Comité de Inversiones del Fondo de Inversión de Pensiones del Gobierno (GPIF, por sus siglas en inglés) de 1,26 billones de dólares, en línea con el objetivo de Abe de hacer que el fondo realice inversiones más arriesgadas y dependa menos de los bonos soberanos de bajo rendimiento.

Los mercados financieros globales están atentos a la estrategia de inversión del GPIF debido a que el fondo, más grande que la economía de México, es un enorme inversor y un referente de otros inversores institucionales japoneses.

El nuevo comité desempeñará un papel principal cuando GPIF establezca sus nuevos objetivos de asignación de inversión en los próximos meses.

Abe ha prometido que una reforma al GPIF será un elemento de su estrategia de crecimiento, la "tercera flecha" en su política, después de un agresivo estímulo monetario y fiscal.

El ministro de Sanidad, Norihisa Tamura, quien nombra a los miembros del Comité de Inversiones del GPIF, lo redujo de ocho a 10 miembros como parte de la revisión. Dos miembros conservaron sus puestos y un antiguo integrante fue traído de nuevo.

Tamura dijo el martes que espera que los nuevos asesores utilicen su experiencia para aumentar la rentabilidad, al tiempo que controlan los riesgos y toman en cuenta el desarrollo económico en la fijación de nuevos objetivos de inversión.

"Los intereses de los beneficiarios de las pensiones son lo primero en la gestión de los fondos de pensiones", dijo Tamura en una conferencia de prensa tras la reunión regular del gabinete.

El comité conserva un equilibrio entre académicos y economistas, con un representante de la principal federación sindical - cuyas pensiones están en juego - y el mayor grupo de presión de los empresarios.

Pero en una señal de la estrategia más dura de Abe, tres de los ocho miembros formaron parte del panel asesor que encabezó un cambio en la estrategia del fondo el año pasado para lograr una rentabilidad más alta de las inversiones. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)