'Drone' submarino podría dañarse buscando avión malasio a gran profundidad

viernes 18 de abril de 2014 14:54 CEST
 

Por Byron Kaye

PERTH, Australia, 18 abr (Reuters) - Un submarino no tripulado que escanea el lecho del Océano Índico en busca del avión malasio desaparecido descendió a niveles récord de profundidad, poniendo en un riesgo sin precedentes su equipo de rastreo, mientras disminuyen las esperanzas de encontrar pronto alguna señal de los restos de la aeronave.

El Bluefin-21 de la Armada estadounidense y su escáner se han convertido en el centro de atención de la búsqueda en un área situada a unos 2.000 kilómetros al oeste de la ciudad australiana de Perth, donde las autoridades creen que el vuelo MH370 de Malaysia Airlines cayó al océano después de desaparecer de los radares el 8 de marzo con 239 personas a bordo.

La búsqueda ha estado centrada en una amplia área, donde una serie de señales auditivas conocidas como "pings" llevaron a las autoridades a creer que la caja negra del avión podría ser ubicada.

Pero después de más de una semana sin señales y casi dos semanas después de que se agotara el tiempo de vida útil de las baterías de la caja negra, las autoridades acudieron al Bluefin-21.

La búsqueda del Bluefin-21 en un lecho marino inexplorado en su mayoría ha sido frustrante por un mecanismo de seguridad que lo envía a la superficie cuando supera la profundidad de 4,5 kilómetros. Sus inspecciones aún no han encontrado señales del avión.

El viernes, mientras los investigadores esperaban que el submarino por control remoto regresara de su quinta misión, la Armada estadounidense dijo que el Bluefin-21 había llegado a una profundidad récord de 4.695 metros en su exploración previa.

"Es la primera vez que el Bluefin-21 desciende a esta profundidad", dijo el portavoz de la Marina estadounidense, Daniel S. Marciniak, en un comunicado.

Llegar a esas profundidades acarrea algunos riesgos para el equipamiento y eso preocupa a la Armada estadounidense y el dueño del Bluefin-21, Phoenix International, dijo.   Continuación...