La búsqueda del avión malasio perdido se centra en la exploración submarina

jueves 17 de abril de 2014 15:28 CEST
 

Por Byron Kaye y Swati Pandey

SÍDNEY/PERTH, 17 abr (Reuters) - Un submarino no tripulado completó un primer escaneado del lecho marino en el remoto Océano Índico, informó el jueves el equipo que busca un avión malasio perdido, mientras se vuelve menos probable que los esfuerzos por aire y mar den algún resultado.

Los registros de un artefacto submarino de la Armada de Estados Unidos se están convirtiendo en la herramienta más importante para un equipo multinacional que busca al vuelo MH370 de Malaysia Airlines, que desapareció de las pantallas de radar el 8 de marzo con 239 personas a bordo.

Una muestra tomada de una mancha de petróleo en la misma zona, a unos 2.000 kilómetros al oeste de la ciudad australiana de Perth, también está siendo analizada. Las autoridades creen que esa es el área más probable en que el avión perdido cayó al mar después de desaparecer.

Una serie de señales conocidas como "pings" fueron registradas este mes y han llevado a los investigadores a la remota porción de océano con la esperanza de que hayan provenido de las grabadoras de la caja negra del avión.

Sin embargo, como no se han registrado nuevos "pings" en más de una semana y la batería de la caja negra ya ha pasado los 10 días desde su fecha aproximada de expiración, las autoridades están dependiendo del submarino no tripulado.

El 'drone' "Bluefin-21" completó su primer despliegue completo de 16 horas a una profundidad de 4,5 kilómetros el miércoles por la noche tras sufrir una serie de problemas técnicos que acortaron sus primeros dos intentos.

"Bluefin-21 ha buscado en aproximadamente 90 kilómetros cuadrados hasta la fecha y se están analizando los datos de su más reciente misión", dijo en un comunicado el Centro Conjunto de Coordinación de Agencias, que es la entidad encargada de la búsqueda.

El lunes, el coordinador de la búsqueda, el mariscal retirado de la Real Fuerza Aérea Australiana, Angus Houston, dijo que la búsqueda de restos por mar y aire seguramente terminaría en tres días debido a que la operación estaba cambiando de enfoque hacia un área del lecho oceánico mayormente inexplorada.   Continuación...