16 de abril de 2014 / 16:43 / hace 3 años

La sombra de China amenaza la apertura del museo de Tiananmen en Hong Kong

4 MIN. DE LECTURA

Por Grace Li y Alice Woodhouse

HONG KONG, 16 abr (Reuters) - Un museo planificado para estar dedicado a la brutal represión de China a las protestas prodemocráticas en la plaza de Tiananmen ha comenzado a tener problemas legales en Hong Kong, que algunos dicen que están motivados por intereses chinos antes del 25 aniversario del baño de sangre.

La antigua colonia británica de Hong Kong volvió a estar bajo el dictado chino en 1997, pero se mantuvo como un núcleo capitalista independiente cuyas vigilias anuales el 4 de junio se diferencian de China, donde toda conmemoración pública está prohibida.

Hablar sobre la represión de la plaza de Tiananmen todavía es tabú en China, donde del 3 al 4 de junio de 1989 sus líderes ordenaron a sus tropas abrir fuego contra los manifestantes y mandaron tanques para acabar con el movimiento liderado por estudiantes, matando a cientos de ellos.

Pero desde hace 17 años, cuando Hong Kong fue entregada a China, apareció una propuesta para crear el primer museo permanente del mundo dedicado a esta masacre en la quinta planta de una torre comercial a la que se ha opuesto el comité de propietarios.

La disputa podría escalar hasta ser un gran dolor de cabeza para Pekín en medio del creciente resentimiento hacia el fuerte control de China sobre los asuntos de la ciudad y las peticiones de un sufragio universal.

La posibilidad que tienen los residentes de Hong Kong para debatir sobre la represión del 4 de junio se mantiene como un potente símbolo de las libertades de la ciudad y la libertad civil en comparación con la China gobernada por el Partido Comunista.

"Problema práctico"

Un comité de dueños del Centro Foo Hoo, donde está el museo, votó el pasado miércoles para prohibir su apertura, argumentando en un documento legal visto por Reuters que las plantas solo deberían usarse para oficinas.

"Nos hemos anticipado y tenemos una preocupación real de que su propuesta de uso para la quinta planta funcionará como un brillante atractivo y atraerá tanto al edificio como a su entorno a un número desorbitado de visitantes, tanto a favor como en contra", decía la carta emitida por la oficina de solicitudes de Tung, Ng, Tse & Heung.

El grupo detrás del museo dijo que la amenaza legal había sido orquestada por aquellos leales a China.

"Esta es una demanda obviamente con motivos políticos", dijo Lee Cheuk-yan, un abogado local y director de la Alianza de Hong Kong en Apoyo de los Movimientos Patrióticos Democráticos de China, que cada año organiza la vigilia del 4 de junio.

Lee dijo que los dueños de dos negocios en el edificio, Man Lee Electrical y Reer Garment Manufactory, habían dicho al comité de dueños que ellos pagarían las tasas legales de la demanda de sus propios bolsillos. Ninguna compañía estuvo dispuesta a hacer comentarios cuando Reuters visitó sus oficinas en el edificio.

"No creo que ninguna persona sensata usaría su propio dinero para comenzar una demanda, por lo que tiene que haber alguien detrás. Por supuesto, no divulgarán quien está detrás", añadió Lee. (Información adicional y escrito por James Pomfret; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below