Ucrania suspende el pago del gas a Rusia hasta acabar las negociaciones

sábado 12 de abril de 2014 12:38 CEST
 

KIEV, 12 abr (Reuters) - La compañía estatal energética ucraniana Naftogaz ha suspendido los pagos del gas a Rusia hasta el final de las negociaciones sobre el precio, según fue citado el sábado su consejero delegado, Andriy Kobolev.

Rusia, que el mes pasado enfadó a las potencias occidentales al anexionarse la península ucraniana de Crimea, ha aumentado el precio que cobra a Kiev por el gas y sostiene que debe a Moscú 2.200 millones de dólares en facturas impagadas.

Este mismo mes, el gigante ruso del gas, Gazprom, aumentó el precio del recurso natural a los consumidores ucranianos para el primer trimestre de 268 a 485 dólares por 1.000 metros cúbicos (tcm), argumentando que Kiev ya no podía optar a descuentos anteriores.

"El asunto del repago de la deuda está directamente relacionado con el mantenimiento de los precios del gas en el nivel del primer trimestre", dijo Kobolev al semanario Zerkalo Nedely en una entrevista, refiriéndose al precio original de 268 dólares por tcm.

"No vemos motivos para revisar el precio. Creemos que el precio a unos 500 dólares no está en el mercado, es injustificado e inaceptable. Por tanto, hemos suspendido los pagos por el periodo de las negociaciones sobre el precio".

Kiev recibe alrededor de la mitad del gas que consume de Moscú, y una gran parte del gas que llega a Europa lo hace desde Rusia cruzando Ucrania.

La elevada deuda, que podría justificar una reducción en os envíos de gas a Ucrania, han aumentado el temor a la repetición de anteriores "guerras del gas", cuando las disputas entre las dos antiguas repúblicas soviéticas llevaron a un recorte en los suministros a Europa occidental.

Una repetición podría dañar a Rusia, puesto que sus ingresos dependen de la venta del gas a Europa.

El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió el jueves de que Moscú podría cortar el envío de gas a Ucrania, lo que supondría una amenaza potencial para los suministros europeos, pero posteriormente rebajó la amenaza. .

"Quiero decirlo otra vez: No tenemos la intención y no planeamos cortar el gas", dijo el viernes. (Información de Pavel Polityuk; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)